Menú de categorías

| Ene 17, 2020 | Nuestra Gente, Portada

Faltan obras de urbanismo en el intercambiador de Papi quiero Piña

Actualmente las obras están a medias y requieren de la adición de la interventoría por parte de la Gobernación de Santander para poder ejecutar las obras de urbanismo faltantes. - Miguel Vergel/GENTE DE CAÑAVERAL

Actualmente las obras están a medias y requieren de la adición de la interventoría por parte de la Gobernación de Santander para poder ejecutar las obras de urbanismo faltantes. – Miguel Vergel/GENTE DE CAÑAVERAL

Pese a que la Alcaldía el año pasado contemplaba dentro de sus propósitos la culminación del intercambiador de Papi quiero Piña en diciembre de 2019, esta obra hoy permanece incompleta.

De acuerdo con la información suministrada por la actual administración municipal de Floridablanca, el retraso se debe a que la Gobernación de Santander anterior no dejó la adición de las interventorías, siendo este uno de los compromisos que asumieron dentro del convenio que se suscribió en 2017.

“El avance de la obra supera el 90 por ciento, sin embargo hasta que no se realice esta adición no se puede terminar. Asumo que en el proceso de empalme recibimos que se ejecutó obra hasta diciembre, pero no se alcanzó a concluir y tuvo que suspenderse hasta tanto se pueda renovar la interventoría. Este año el Gobernador tiene que entrar a hacer ese proceso. Están faltando las obras de urbanismo”, explicó el alcalde Miguel Moreno.

El mandatario dijo además que a pesar de que en diciembre se haya inaugurado el puente peatonal, las luces no se encenderán hasta que la obra esté totalmente terminada.

Habla la Gobernación

Al respecto, el secretario de Infraestructura de Santander, Jaime René Rodríguez Cancino, aseguró que los trabajos no se han podido retomar porque la Administración de Didier Tavera no prorrogó los contratos de interventoría, cuya segunda adición en tiempo y en dinero se venció el pasado mes de diciembre.

Señaló además que hasta esta semana le dieron las facultades al gobernador Mauricio Aguilar para contratar, y él a su vez las otorgó a las secretarías. El tiempo de contratación de la interventoría puede tardar hasta un mes, por lo que las obras estarían paralizadas durante ese periodo.