Menú de categorías

| Nov 15, 2019 | Tendencias

Desayuno, la clave para tener un buen día

Banco de Imágenes / GENTE DE CAÑAVERAL

Iniciar el día puede ser algo muy difícil, principalmente porque al levantarse se tiene aproximadamente entre 8 y 10 horas de ayuno, por lo que la energía es baja y se puede sentir cansancio y falta de aliento. Por esto las personas requieren alimentarse para obtener la energía y nutrientes necesarios que les permita empezar con vitalidad las actividades diarias como el trabajo, estudio o deporte.

Sin embargo, en el afán la mayoría de personas no disponen del tiempo para desayunar como debe ser. La nutricionista Jhyld Carolaind Camacho Barbosa recomienda, como primera medida, planear los desayunos con anticipación, ya que eso los ayudará a ahorrar algo de tiempo en la mañana e iniciar el día como se debe, con un buen desayuno.

“Por todo esto es importante tomar un buen desayuno, pero si crees que un café o cereales azucarados lo son, entonces no lo haces de la forma adecuada. Un desayuno saludable debe contener proteínas como huevos y lácteos bajos en grasa (leche, yogurt, queso), carbohidratos ricos en fibra como el pan y los cereales integrales, y las frutas que además tienen un alto contenido de vitaminas y minerales”, manifestó la especialista.

Agregó que el desayuno debe ser preferiblemente de alimentos no procesados o naturales, para evitar la ingesta de azucares simples, que aunque al inicio parecen aportar energía, con el paso de las horas pueden causar bajos niveles de azúcar en sangre y por lo tanto desaliento, cansancio y fatiga.

En cuanto a las grasas, también pueden estar presentes solo que en menor cantidad y de preferencia que sean de origen vegetal, como el aceite de oliva que se puede utilizar en diferentes preparaciones.

Beneficios del Desayuno

• Mejora el desarrollo físico y mental en niños en crecimiento.

• Mejora el rendimiento físico y mental en actividades académicas, deportivas y laborales.

• Mejora la concentración y memoria.

• Ayuda a controlar el apetito (reducción de ansiedad) y el peso corporal, por el fraccionamiento de la ingesta calórica.

• Previene la hipoglicemia (azúcar baja en sangre) y la aparición de caries dentales

• Acelera el metabolismo

• Disminuye el riesgo de sufrir sobrepeso, colesterol o triglicéridos altos y diabetes tipo II.