Menú de categorías

| Mar 21, 2014 | Portada, Qué pasa?

“Impondremos el toque de queda”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Imponer el toque de queda para menores en Floridablanca, incrementar el pie de fuerza de la policía los días sábados e involucrar a los colegios y padres de familia en un gran foro metropolitano, fueron las principales conclusiones que se obtuvieron durante el foro ‘Jóvenes generan zozobra en Cañaveral’, que se cumplió el pasado miércoles y que fue convocado por la revista Gente de Cañaveral.

Durante hora y media el alcalde de Floridablanca, el comandante de la Policía, los representantes de los centros comerciales y vecinos del sector debatieron en torno a este tema que tiene que ver con la presencia de jóvenes (en su mayoría menores de edad) que se congregan en los alrededores de los centros comerciales y en parte del vecindario protagonizando riñas, causando desorden e intimidando a la gente.

Esta situación ha obligado a la Policía a hacer operativos en los cuales se han incautado armas como cuchillos navajas, tijeras y hasta machetes, así como sustancias alucinógenas.

Así lo ven los centros comerciales

Martha Bautista Lasprilla, Centro Comercial Cañaveral: “Tenemos que hacer todo un operativo para enfrentarnos a estos muchachos. Lo que estamos viviendo lo vivieron Bogotá y Cali hace cuatro o cinco años en los centros comerciales donde estos muchachos llegaban a romper vitrinas. Allí los enfrentaron mediante un trabajo de inteligencia a través de las redes sociales para ubicar a los líderes de esas pandillas”.

Alexander García, jefe de seguridad de Cañaveral: “Ellos se persiguen por las calles y el centro comercial con cuchillos. Además corren en manada cuando llega la policía atravesando la autopista. Traen armas y generan riñas sin importarles las demás personas o los niños que estén y pueden llegar a herir a alguien. Todos los sábados se incautan armas blancas”.

Claudia Marcela Pérez, Centro comercial La Florida: “Esto nos está afectando muchísimo a los tres centros comerciales. A la gente le está dando miedo venir porque los muchachos ingresan corriendo cuando son perseguidos por la Policía y se encuentran con los clientes que se asustan. Cada día el problema se está incrementando más y más afectando la parte comercial”.

José Ignacio De Castro, Centro Comercial Parque Caracolí: “La situación ya está haciendo repercusión en el resultado de nuestros locatarios donde ya al cliente le da miedo venir los sábados siendo este el mejor día de venta de la semana, pero resulta que la gente se frena. La inversión tan grande que hizo nuestra compañía ya se siente afectada desde el punto de vista de la imagen”.

¿Qué está haciendo la policía?

Mayor Jaime Perdomo, comandante del Distrito de Floridablanca:

“Hemos identificado que la gran mayoría de los jóvenes oscila entre 12 y 18 años y no son oriundos de Floridablanca. Han visto al sector como un atractivo para reunirse y actuar utilizando redes sociales para convocar a jóvenes de colegios, municipios y barrios que no son solo de estratos bajos. En promedio se encuentran diez y quince armas blancas durante los operativos. Vamos a implementar algunas acciones para llevar a los muchachos a centros especiales y hacer el requerimiento a los padres de familia. Como autoridad nos vemos restringidos para actuar contra ellos porque no se les puede subir a una patrulla de policía ni se pueden esposar. Hay que mirar el fondo del problema, hay que escuchar a los muchachos y en eso estamos.

El compromiso de nosotros es total para garantizar una convivencia pacífica”.

Foro: Jóvenes crean zozobra en Cañaveral

Lugar: Centro comercial Cañaveral

Día: 19 de marzo

Hora: 10 a.m.

Invitados: Carlos Roberto Ávila (alcalde de Floridablanca); Mayor Jaime Perdomo (Comandante del Distrito de Floridablanca); Marta Bautista Lasprilla (gerente centro comercial Cañaveral); Claudia Marcela Pérez (gerente centro comercial La Florida); José Ignacio De Castro (gerente centro comercial Parque Caracolí).

Asistencia: 50 personas entre comerciantes y comunidad de Cañaveral.