Menú de categorías

| Feb 14, 2014 | Nuestra Gente

Preservar la vida es el principal objetivo

El Sena y la FCV unieron esfuerzos para la creación de estos dispositivos. Cada institución hizo un aporte del 50 %

El Sena y la FCV unieron esfuerzos para la creación de estos dispositivos. Cada institución hizo un aporte del 50 %

Ver pacientes con dificultad respiratoria, en muchos casos en condiciones especiales como un posoperatorio, llevó a los integrantes de la Fundación Cardiovascular de Colombia a preguntarse cuál sería la mejor manera de ayudar a estos pacientes para que sus procesos respiratorios y de recuperación fueran mejores.

Este y muchos interrogantes movieron a los científicos de la FCV a buscar soluciones y para ello realizaron una alianza con el Sena que dio como resultado la creación de dos dispositivos de terapia respiratoria.

El trabajo terminado 

Estos dos dispositivos fueron creados pensando en el paciente. - Imagen suministrada/GENTE DE CAÑAVERAL

Estos dos dispositivos fueron creados pensando en el paciente. – Imagen suministrada/GENTE DE CAÑAerminado

Estos dispositivos, que cabe destacar están en proceso de ser patentados, son el Burter y el Controlizer. El primero busca ayudar a los pacientes que se encuentran en rehabilitación respiratoria por sufrir patologías especiales como Epoc, enfermedad pulmonar obstructiva crónica o que no se pueden someter a terapias de percusión porque están el proceso de recuperación tras ser sometidos a grande cirugías.

“Este dispositivo tiene una doble válvula que por medio de resortes permite forzar la respiración y la espiración. La persona sopla, se genera una columna de aire y esto genera una vibración que llega a las vías aéreas”, indicó el médico Mauricio Orozco, principal investigador de este proyecto.

El segundo dispositivo, el Controlizer, permite controlar la cantidad de oxígeno que es inspirado durante las nebulizaciones, en pacientes con condiciones de dificultad respiratoria aguda, “nos dimos cuenta que de cierta manera nosotros estamos matando a nuestros pacientes con la cantidad de oxígeno que se suministra, pues en exceso el oxígeno puede intoxicar a un paciente y puede terminar con afecciones cerebrales.

“Con el Controlizer eliminamos estos casos porque el dispositivo funciona gracias a un sistema formado por una cazoleta que contienen la medicina y un tubo de venturi variable que permite controlar la cantidad de la mezcla de medicamento y oxígeno que debe ser suministrada al paciente”, agregó.

Estos dos dispositivos ya se están produciendo y serán llevados a diferentes centros asistenciales para que sean usados con los pacientes.

Por otra parte en pocos meses podrán ser adquiridos en las droguerías con precios asequibles y lo mejor de esto es que podrá ser de uso personal y reutilizables.

En cifras

1,336

millones de pesos fueron invertidos en el proceso de creación de los dispositivos.