Menú de categorías

| Feb 21, 2014 | En estas calles

Jóvenes generan zozobra en el sector

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Entre las 4 y las 4:30 p.m. empiezan a aparecer. Unos llegan en Metrolínea, otros lo hacen por el costado oriental, algunos más ya están apostados en las aceras que bordean los centros comerciales y otros vienen caminando a lo largo de la autopista.

Tienen características similares: gorra, pelo largo, cortes rapados en los lados, tenis, pantalones caídos; ellas, por su parte: minifalda o short, camisas amarradas debajo del busto que deja ver su cintura, cabello largo con cortes diversos y mucho maquillaje.

Sus edades no sobrepasan los veinte años, algunos incluso son niños aún.

Algunos se saludan efusivamente como queriendo llamar la atención, otros se miran, se reconocen y se van juntando poco a poco a veces en la calle, a veces en los puentes peatona-les.

Mientras tanto, celadores y policías parecen tomar posiciones. Cada uno se va ubicando en su lugar asignado. Los celadores en las entradas de los centros comerciales o en los puentes de acceso, todos con radioteléfono bien sintonizado y recibiendo órdenes.

Por su parte, la Policía, en moto o a pie, tratando de que ese grupo humano que en ocasiones llega a ser de más de medio centenar, empieza a moverse de un lado a otro.

Dicen las autoridades que muchas veces van armados, situación que ha sido corroborada por varios transeúntes, quienes han sido testigo de peleas a cuchillo a lado y lado de la autopista.

Es la radiografía de un sábado en la tarde, en los alrededores de los centros comerciales del sector de Cañaveral.

La situación lleva ya varios meses y se está saliendo del control.

Es hora de lanzar

un SOS

El supervisor interno de uno de los centros comerciales del sector relató para Gente lo que ocurre hace casi un año:

“Esto comenzó hace casi un año cuando los días miércoles venían a cine con tapas de gaseo-sa. Luego rotaron para los sábados.

“Ellos se citan por redes sociales, normalmente por Facebook. Llegan de diferentes lugares, bloquean los puentes, muestran las armas, normalmente cuchillos y machetes.

“En muchas ocasiones son grupos diferentes que se ponen cita aquí y después de mirarse ponen a pelear a niñas para grabarlas con sus celulares y subirlas a la red.

“Nosotros les negamos el acceso al centro comercial pero muchas veces se han metido con la excusa de ir al baño pero es para sabotear e intimidar a la gente. Hace tres semanas ingresaron unos pidiendo protección porque los iban a acuchillar.

“Incluso uno de nuestros guardas de seguridad ya fue agredido un día con un cuchillo por un joven.

“Ante esto nosotros no podemos hacer nada porque incluso los jóvenes nos dicen que no los podemos tocar.

“La policía viene y los corre, pero todo queda en un simple registro y al sábado siguiente pasa lo mismo”, concluyó.

Qué dice la Policía

Gente consultó a algunos agentes de la policía que han estado en estos operativos y bajo la reserva de su nombre, han señalado que se sienten impotentes pues los jóvenes son prácticamente intocables.

“Sabemos que si los retemos, quedan libres en pocas horas”, señaló uno de ellos.

En torno al caso del pasado sábado 15 de febrero cuando unos cien jóvenes se tomaron el parque La Pera y los alrededores, el CAI de Cañaveral informó que fue necesario pedir refuerzos.

“Nosotros tenemos acá dos patrullas y cuatro agentes, pero a raíz de lo del sábado se pasó un oficio para que nos presten más refuerzos del Esmad y de las fuerzas especiales”, dijo uno de los agentes del CAI.

Según la Policía ese día se retuvieron casi 50 muchachos en la estación de Floridablanca.

Señalaron además que durante los operativos se han decomisado armas y alucinógenos.

La comunidad de Cañaveral y los visitantes de los centros comerciales, esperan una acción pronta de las autoridades.

¿Qué dice el Código de Infancia?

La ley colombiana medianteb el Código de la Infancia y la Adolescencia señala aspectos como:

•Amonestación

•Reglas de conducta

•Prestación de servicios a la comunidad

•Libertad asistida

•Internación en medio semicerrado

•Privación de libertad en centro de atención especializado

Las sanciones previstas se cumplirán en programas de atención

especializados del Sistema Nacional de Bienestar Familiar y el

Defensor de Familia o quien haga sus veces deberá controlar su

cumplimiento y verificar la garantía de los derechos de los niños,

niñas y adolescentes.

* Los menores de 14 años no serán juzgados, declarados responsables penalmente ni privados de la libertad por delito.

* La privación de la libertad de adolescentes, en los casos que proceda, se cumplirá en establecimientos de atención especializada en programas del Sistema Nacional de Bienestar Familiar, siempre separados de los adultos. Cuando no existan establecimientos con estas características, el funcionario judicial procederá a otorgarle libertad provisional o detención domiciliaria.