Menú de categorías

| Feb 21, 2014 | En estas calles

El deporte fortalece a los hermanos Ramírez Velandia

Felipe se coronó como ganador de este encuentro deportivo.  - Imegen suministrada/GENTE DE CAÑAVERAL

Felipe se coronó como ganador de este encuentro deportivo. – Imegen suministrada/GENTE DE CAÑAVERAL

Audry Laguado

Hace algunos días comenzó el LXVII Abierto de Golf Colombia, que se realiza en Ruitoque Golf Coutry Club.

Cientos de espectadores asistieron a este gran encuentro, que congrega a los mejores deportistas de esta disciplina, para disfrutar nuevamente de un gran espectáculo deportivo en diferentes categorías.

Los jóvenes se robaron las miradas de los espectadores. Aquí junto a su padre y la pequeña Sophia que promete ser otra gran deportista. - Imagen suministrada/GENTE DE CAÑAVERAL

Los jóvenes se robaron las miradas de los espectadores. Aquí junto a su padre y la pequeña Sophia que promete ser otra gran deportista. – Imagen suministrada/GENTE DE CAÑAVERAL

Pero este año quizá se superaron muchas expectativas, pues ante los ojos de los asistentes, dos hermanos se disputaban el campeonato.

Felipe e Iván Camilo Ramírez Velandia se batallaron el torneo. Uno de los dos tendría que vencer. Era algo inevitable.

Pero con tranquilidad, seguridad y con el pensamiento fijo en lo que estaban haciendo, los hermanos Ramírez Velandia jugaron y dejaron con la boca abierta a más de uno.

Quizá uno de los espectadores que más sufrió con esta jornada fue Iván Ramírez, padre de los deportistas, quien está seguro de que sus hijos son tan buenos golfistas que saben competir entre ellos.

“Los siete jóvenes que participaron tenían grandes posibilidades de ganar porque todos tienen las condiciones y la formación, pero la final se dio entre los dos y fue espectacular porque ambos sortearon un campo con unas condiciones algo complejas en ese momento y salieron adelante”, aseguró el padre.

Al final de la jornada Felipe, o ‘Pipe’ como lo llaman sus seres queridos, se llevó el primer lugar en la categoría Primera Caballeros y de paso ambos hicieron historia al ser los primeros hermanos que se quedan con el campeonato y con el subcampeonato en el Abierto de Colombia.

Por otra parte ‘Pipe’ se convirtió en el campeón más joven de este torneo, al coronarse con 14 años y 5 meses de edad, superando el récord que ostentaba el golfista Camilo Villegas, quien se impuso en el torneo de 1997, jugado en el Club Campestre de Bucaramanga, con 15 años y seis meses.

La vida y la pasión se funden

Estos campeones son grandes estudiantes, Iván Camilo estudia 11 grado en el colegio Panamericano y ‘Pipe’ noveno en el colegio San Pedro.

Quizá uno de los grandes secretos que ha llevado a esos jóvenes a brillar como estrellas en el firmamento, es que no pierden tiempo.

Desde que eran tan solo niños de 5 años se entregaron al deporte y practicaron varias disciplinas. Fútbol, natación, tenis, patinaje y golf, fueron algunos de los deportes que practicaron, pero años más tarde se dieron cuenta de que el golf era lo suyo.

Una decisión tal vez un poco inesperada pues sus padres, quienes practicaban tenis, esperaban que se inclinaran por el deporte blanco, pero no fue así, los pequeños se decidieron por un deporte en el que encontraron honorabilidad, estrategia y total planeación.

“Me gustó porque es un deporte que requiere de exactitud, no es meter la pelotica en el hueco y ya, no eso no es, se necesita planear y pensar cada golpe”, dijo Felipe.

Por su parte Camilo cree lo mismo: “este es un juego de organización que lo ayuda a uno a formarse como un hombre honorable, pues es un deporte de caballeros. Por fortuna nuestros padres siempre nos han apoyado en esta elección”, dijo.

Los muchachos han contado con el apoyo de sus amigos y colegios: “las dos instituciones siempre los han apoyado, cada vez que tienen un torneo en los colegios los ayudan para que ellos no se retrasen, sin embargo a ambos les toca duro porque deben cumplir con todos los deberes, pero ellos siempre lo logran, son grandes estudiantes” dijo el padre de los deportistas, con un tono de orgullo que no pudo ocultar.

El futuro

Pese a las ocupaciones la familia Ramírez Velandia se mantiene unida, quizá uno de sus secretos ha sido el amor por el deporte lo que los ha llevado a seguir siempre adelante.

“Mi papá siempre nos ha dicho que todo se puede lograr siempre y cuando uno tenga disciplina y constancia en lo que hace”, relató ‘Pipe’.

Tal vez este ha sido el secreto de los jóvenes, quienes de paso han sido ejemplo para la más pequeña de la familia Sophia, quien a sus ocho años también practica golf y ya ha hecho impecables presentaciones.

Este deporte, además de los premios y reconocimiento a nivel nacional e internacional, le sigue dando frutos a Felipe y a Camilo. En el caso del mayor ya ha recibido propuestas de becas deportivas en algunas Universidades de Estados Unidos. “He pensado en estudiar administración, pero eso es algo que se dará con el tiempo”, aseguró Camilo.

En el caso de Felipe, ya hace parte de la AJGA, American Junior Golf Association, que también busca jóvenes y grandes talentos, para que puedan hacer parte de universidades por medio de becas deportivas, sin embargo este campeón aún no tiene claro qué quiere estudiar a nivel universitario, pues hasta ahora cursa noveno grado, por ello dice que aún lo está pensando detenidamente.

El futuro de estos deportistas es promisorio, aún tienen camino por recorrer y premios por ganar.

Los jóvenes dedican gran parte de su tiempo al deporte pero nunca dejan atrás sus estudios.