Menú de categorías

| Feb 28, 2014 | En estas calles

Caída libre a 250 kms/h

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Un paracaidista bogotano y un piloto de trike y parapentista santandereano

Felipe Acosta, un experimentado paracaidista colombiano, sorprendió a quienes a esa hora miraban hacia el cielo en el sector del anillo vial.

Vestido con las prendas propias de su actividad deportiva, descendió del cielo a unos 250 kilómetros por hora tras lanzarse de un trike piloteado por el santandereano Fernando Gómez Flórez.

A menos de 150 metros del suelo el osado deportista abrió su paracaídas para descender de forma lenta a un punto previamente establecido en el sector del anillo vial en proximidades del parque cementerio Tierra Santa.

Esta actividad, conocida como salto de paracaidismo desde trike, es una nueva modalidad deportiva que ha venido tomando auge en nuestro medio con el desarrollo de aeronaves que poseen un motor especial para su diseño y que les da autonomía y gran poder de vuelo para lograr con el parapente importantes ascensos en corto tiempo.

El salto, registrado en cámara desde otro trike, inauguró los cielos bumangueses en este tipo de maniobras y es considerado como los más extremos entre los deportes extremos.

“El riesgo es considerable, sin embargo, la experiencia del piloto y paracaidista quienes en ese momento conforman un equipo sólido y de confianza el uno en el otro, permite que las maniobras salgan perfectas y se convierta en algo espectacular, digno de apreciar”, dijo el piloto Fernando Gómez.

Vale señalar que los saltos se realizaron a 1.600 metros de altura sobre del piso (unos 2.450 metros sobre el nivel del mar) y a una temperatura promedio de 18 grados centígrados.

La caída libre fue a una velocidad aproximada de 250 kms/hora, para abrir el paracaídas después de caer durante 28 segundos.

El espectáculo fue de gran nivel y para quienes lo pudieron apreciar fue una “sorpresa celestial”, que tal vez muy pronto se volverá a repetir.