Menú de categorías

| Dic 13, 2013 | En estas calles, Portada

Alcalde denuncia a sus propios secretarios

GENTE DE CAÑAVERAL

GENTE DE CAÑAVERAL

Quien gobierna quiere hacerlo con personas de confianza y hoy no puedo confiar en muchos funcionarios

El caldeado ambiente que se vive en la Alcaldía de Floridablanca desde que asumió el nuevo mandatario Carlos Roberto Ávila Aguilar, empezó a hacer ebullición esta semana con las fuertes declaraciones del alcalde en contra de sus propios funcionarios.

Según Ávila Aguilar muchos de sus secretarios no asisten a su puesto de trabajo o no cumplen con sus funciones, lo que ha generado un choque y un ambiente tenso dentro de la administración.

Tal como se había advertido el nuevo alcalde tiene que gobernar con el gabinete antiguo, ya que la ley de garantías, vigente por estos días y hasta el próximo año, no permite remoción de funcionarios.

Sin embargo, el nuevo mandatario esperaba que los actuales secretarios de despacho, nombrados por el alcalde anterior, presentaran su carta de renuncia situación que no se ha dado.

A la vez y previendo que esto podría suceder, esperaba encontrar un mejor ambiente de trabajo, lo que, en su concepto, tampoco se ha dado.

No vienen a trabajar

Así las cosas Ávila Aguilar decidió convocar a la prensa para poner en su conocimiento la actual situación administrativa, aunque advirtió que “las dificultades no pueden ser motivo para no gobernar”.

En tono firme señaló que hay “funcionarios que no quieren cumplir con su labor y horario. El secretario general no venía a trabajar y ya le pasé un oficio para que explique y en el consejo de gobierno le pedí un informe a cada uno”.

“Estamos poniendo las reglas y el carácter”, advirtió el alcalde quien anunció que no le ha pedido la renuncia a ninguno ni ha ejercido presión para que lo hagan, “es voluntad de cada uno”, sostuvo.

En la misma reunión se conoció que el único que ha presentado dimisión voluntaria fue el secretario de gobierno, quien hace apenas un mes se había posesionado.

¿Cuál es la salida?

A la difícil situación de gobernabilidad que se presenta se le está buscando una salida jurídica, sin embargo, hasta el momento no se tienen las herramientas suficientes para tomar las acciones pertinentes.

“Estamos haciendo las consultas necesarias porque quien gobierna quiere hacerlo con personas de confianza y hoy no puedo confiar en muchos funcionarios”, dijo.

Advirtió que no se puede inmiscuir en asuntos del Concejo, el cual tendría potestad para destrabar el asunto y solicitar el retiro de los funcionarios.

Finalmente dijo que como una primera medida se está buscando la manera de derogar el derecho de contratación que tienen los secretarios de despacho para que no dispongan a su antojo del erario.