Menú de categorías

| Nov 29, 2013 | Periodista del Barrio

Un carismático triunfo

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Solo con su familia. Así quiso recibir Carlos Roberto Ávila Aguilar los resultados del pasado domingo que terminaron eligiéndolo como alcalde de Floridablanca con 24.467 votos.

Conocidos los resultados se arrodilló, oró, y abrazó a su esposa.

Luego le salió al ruedo a los medios y finalmente a sus electores, siempre con el rostro sonriente como ha sido su característica en la vida pública y privada.

El nuevo mandatario es un ser carismático más que político, espiritual, consagrado a su entorno familiar.

En cada saludo ofrece bendiciones, abraza, escucha.

Esa actitud natural caló entre la gente y ayudó a mover la balanza electoral a su favor, para ponerlo a gobernar a un municipio con casi 300 mil habitantes y cientos de necesidades.

Pero sobre todo, a un municipio que ha cifrado sus esperanzas en un gobernante que espera y aspira a cambiar las costumbres políticas y generar confianza entre la comunidad.

Carlos Roberto Alexander Ávila Aguilar, nació hace 36 años en el seno de una familia que le inculcó principios y valores.

Sus compañeros de Concejo (ejerció de 2008 a 2011) lo califican como un hombre de ideas claras que sabe lo que quiere y que no empeña ni negocia sus convicciones.

Quienes estuvieron a su lado durante esta corta pero agitada campaña lo analizan como un político con gran futuro.

Consideran algunos que una de sus mayores virtudes es ese carisma que logra irradiar en donde se presenta.

Algunos lo comparan con esos fenómenos políticos que de un día para otro logran mover el sentimiento de un pueblo.

Durante las manifestaciones y reuniones se lograba percibir ese cariño que le advertían sus seguidores y al cual él correspondía de la misma forma.

Como un ciudadano cualquiera recorre el municipio en su vehículo o a pie y, al igual que hace dos años cuando aspiró a la Alcaldía, en esta ocasión se subió a los buses a hablar con la gente y a proponerles unas ideas que en esta ocasión lograron cristalizar su anhelo de ser alcalde.

A partir de este lunes 2 de diciembre Floridablanca tendrá un nuevo alcalde, de corte liberal, joven y muy carismático, Carlos Roberto Ávila Aguilar.

Cambio político

El domingo 24 de noviembre el ambiente en Cañaveral tuvo dos facetas: una alrededor del colegio Cambridge y otra en el resto del sector.

En el primero se vivió la fiesta de la democracia, aunque con pocos electores como ocurrió en el resto del municipio.

Tímidamente fueron apareciendo los electores, así como las barras de los diferentes candidatos.

En los puestos de votación se percibía esa soledad que marcó una abstención de casi el 70%. Una que otra confrontación verbal de seguidores de uno y otro candidato se registró en las afueras del sitio de votación, mientras que en la tarde la lluvia acabó de espantar a los electores.

Al final, todo transcurrió en calma, Cañaveral y sus alrededores volvieron a la total normalidad.

En cifras

24.467

Obtuvo Carlos Roberto Ávila Aguilar – Partido Liberal Colombiano para un total de 49,49%

3.582

Votos en blanco fueron contados en domingo pasado en elecciones.

19.519

votos obtuvo Pedro Julio Solano – Partido Conservador Colombiano.

50.380

Personas votaron en Floridablanca de 165.354 que están inscritos.