Menú de categorías

| Nov 15, 2013 | En estas calles

Orlando Sánchez, el hombre de barro

Este hombre ha hecho grandes muros en sitios como Ruitoque, donde es bastante conocido por los habitantes.  - Imagen Suministrada /GENTE DE CAÑAVERAL

Este hombre ha hecho grandes muros en sitios como Ruitoque, donde es bastante conocido por los habitantes. – Imagen Suministrada /GENTE DE CAÑAVERAL

Claudio Gómez Ortiz

Periodista Del Barrio

Orlando Sánchez podría ser un ‘hombre de barro’. Pues ha sido con este material con el que ha trabajado y con el que ha levantado grandes muros que casi se salen de la vista.

Estos son algunos de los grandes muros que construye este hombre con su técnica.  - Imagen Suministrada /GENTE DE CAÑAVERAL

Estos son algunos de los grandes muros que construye este hombre con su técnica. – Imagen Suministrada /GENTE DE CAÑAVERAL

Nació en Bucaramanga, hace 43 años, inició su vida laboral en el campo, sembrando tabaco en el municipio de Rionegro, a los 23 años.

En la búsqueda de nuevos horizontes se vinculó como ayudante de construcción, aprendiendo todo lo relacionado con esta profesión. El deseo de progresar lo llevó a trabajar con el ingeniero Mario Ramírez quien le enseñó todo lo relacionado con la empradizacion y estabilización de taludes con agromanto.

Finalmente el maestro Daniel Cediel le enseñó a levantar muros en tierra armada, técnica que consiste en hacer una excavación donde se aloja una caja de empotramiento en tierra que queda como sepa, y sobre ésta comienzan a levantarse porciones de tierra de más o menos 30 centímetros, compactadas y envueltas en geotextil, que es una tela negra especial y que hace las veces del hierro, hasta alcanzar la altura deseada. En este nuevo muro descansará el terreno erosionado que no volverá a deslizarse.

La grandeza de esta técnica consiste en reemplazar los muros de concreto que sostienen los suelos erosionados, con muros en tierra demostrando la misma firmeza y durabilidad que el concreto. Con un ítem que es mucho más barato y ecológico que el concreto.

Con esta técnica Orlando ha ayudado a ganarle la batalla a la erosión que carcome a Bucaramanga y su área metropolitana. Es un trabajo tan intenso que al terminar, Orlando se funde con el barro porque se ha mezclado tanto que el muro y hombre son uno mismo.