Menú de categorías

| Nov 8, 2013 | Nuestra Gente

Luchan por corazones felices

Las personas que estén interesadas en apoyar esta iniciativa se pueden comunicarse al 315-5420373 - Imagen suministrada/ GENTE DE CAÑVERAL

Las personas que estén interesadas en apoyar esta iniciativa se pueden comunicarse al 315-5420373 – Imagen suministrada/ GENTE DE CAÑVERAL

La fundación Tierra Feliz nació en Cañaveral y busca dar una mano a los más necesitados, pero sobre todo llevar amor y una palabra de aliento.

Tras muchos días de trabajo los integrantes de la fundación se dieron cuenta de que uno de sus pilares debe ser el rescate de los valores dentro del núcleo familiar.

En estos momentos tienen cuatro programas de ayuda: ‘Hay vida’: en el que los integrantes van a los hospitales a llevar almohadas, cobijas y otros utensilios a los adultos mayores que están enfermos.

El segundo programa es ‘Restauración de amor’, que busca promover los valores dentro de la familia.

Los dos últimos son: ‘s.o.s ayuda’ y ‘operación dar’. En el primero los integrantes de la fundación van a los sitios más vulnerables de la ciudad para brindar ayuda sicosocial tanto a familias como adolescentes, en el último programa buscan recolectar regalos tanto para niños como para adultos mayores.

“En nuestro último programan buscamos recolectar juguetes para los más pequeños en Navidad, sin embargo también queremos recolectar obsequios para los abuelitos en esta fecha” dijo Kelly Pabón, líder de la fundación.

Adicionalmente estos líderes están trabajando en un nuevo programa, que es la creación de un comedor infantil, en el que además de comida se puede ofrecer apoyo académico.

“Pretendemos iniciar en 2014 con 25 niños. El objetivo es trabajar en dos jornadas, en la mañana y en la tarde. En la mañana los niños pueden recibir el apoyo en tareas, almuerzan y se van a colegio y los niños que estudian en la mañana pueden tomar el almuerzo e iniciar con el apoyo de tareas” acotó la líder.

Este programa va dirigido a todos los niños y niñas sin distinción: “no importa la clase social ni la religión, porque hay niños que se la pasan solos en la casa y la idea es que puedan usar muy bien su tiempo libre, así evitamos que más adelante caigan en problemas de drogadicción, alcoholismo, pornografía infantil, entre otros” dijo Kelly.