Menú de categorías

| Sep 20, 2013 | En estas calles

Niños buscan quién los apadrine

Los niños y niñas que viven en pobreza extrema tienen la oportunidad de acceder a un almuerzo y a útiles escolares

Los niños y niñas que viven en pobreza extrema tienen la oportunidad de acceder a un almuerzo y a útiles escolares

Audry Laguado

GENTE DE CAÑAVERAL

Durante casi cinco años la Fundación Divino Salvador ha dedicado sus esfuerzos a ayudar a los más pequeños y necesitados del área metropolitana de Bucaramanga.

En esta labor han acogido a cientos de niños que viven en condiciones de extrema pobreza. Los beneficiados llegan a un comedor que construyeron en la Transversal Oriental, Barrio Suratoque Bajo, vía a los barrios El Carmen y Bucarica, y les ofrecen un almuerzo nutritivo tres veces a la semana (lunes, miércoles y sábados).

Por otro lado, al inicio del año los apoyan con los uniformes y los útiles escolares. Adicionalmente cuentan con trabajadoras sociales quienes hacen constante seguimiento a los niños y a sus familias para que su desarrollo escolar sea el mejor.

Los programas

La fundación ha creado planes de ayuda con el objetivo que la comunidad en general conozca a estos pequeños.

“Nuestros programas líderes son: Plan Padrino y Patrocine el almuerzo de un niño pobre. El primero consiste en entregar un folleto con la foto del niño, sus datos personales y las condiciones en las que se encuentra.

“La idea es que lo apadrinen todo el año, sin embargo hay gente que dice que no puede durante todo ese tiempo y por eso se da la oportunidad que sea por seis o nueve meses.

“Con esa ayuda los niños reciben útiles escolares y uniformes”, dijo María Fernanda Oviedo, representante legal de la Fundación que está ubicada en Cañaveral Panamericano.

Con el segundo programa, los padrinos pueden hacer una donación de $800 diarios o $24 mil mensuales para el almuerzo de los menores. Si las personas están interesadas pueden adoptar los dos planes.

Y es que además de la comida, los niños y niñas también reciben jornadas de esparcimiento y recreación para el uso productivo del tiempo libre.

La Fundación tiene programado celebrar el día de los ‘brujitos’ en octubre, pero para poder realizar todos estos planes necesitan del buen corazón de la comunidad, pues aún faltan muchos niños por ser apadrinados.

“La gente de los conjuntos residenciales de Cañaveral ha sido muy generosa. Nos han colaborado mucho. Pero cada vez llegan más niños en busca de apoyo y francamente a veces no nos alcanzan los recursos” acotó María Fernanda. En estos momentos la Fundación está buscando padrinos y madrinas en el sector de Cabecera.

Informes

Para mayor información se puede comunicar a las líneas de Atención Social: 6893798- 6790867- 3176848970- 3103049773, o a los correos electrónicos fundaciondivinosalvador.planpadrino@hotmail.com

fundivinosalvador@hotmail.com

www.fundiviosalvador.org