Menú de categorías

| Ago 30, 2013 | Nuestra Gente

Naldo y Álvaro: La diferencia entre las joyas y los bienes de lujo

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por Laura Rojas González

Raúl Fernando Camacho Rueda es Comunicador Social y Álvaro Sánchez Moreno es Economista. Ellos se conocieron hace cuatro años cuando coincidieron en el curso de la tecnología Armado de Joyería del Sena y hoy son los creadores de Uarli, una firma multimarca desarrolladora de bienes de lujo, es decir, joyas de alta gama que ya cuentan con el aval del Estado por su calidad.

“La sinergia se dio cuando empezamos a estudiar en el Sena, nos dimos cuenta de que teníamos direcciones similares en cuanto a lo que queríamos lograr más adelante como empresarios y entonces empezó a gestarse la realidad que ahora estamos viviendo”, explicó Álvaro.

Los aventajados alumnos de la clase que hacían sonrojar a los profesores con sus inquietas preguntas pues los dejaban muchas veces sin argumentos, lograron desarrollar una idea que ha recibido ya dos premios: El Círculo Dorado que es un reconocimiento nacional a la innovación aplicada al diseño y fabricación de piezas de joyería en Colombia y el del Fondo Emprender.

Los premios

Después de un periodo de planeación corto pero sustancioso, este par de emprendedores empezó a consolidar los resultados de las investigaciones de mercado y a apuntar hacia el objetivo principal de entonces, el Fondo Emprender. “Nos animamos porque ya habíamos ganado el concurso del Círculo Dorado, realmente nuestra mayor motivación fue que nos dijeran si nuestra propuesta era viable. Pudimos compartir con personas muy importantes en el área de diseño de joyería y escuchar sus opiniones y que nos dijeran que el lenguaje de nuestra propuesta funciona y que construye identidad fue lo más enriquecedor. Queremos ir adelante y crear un lenguaje y no esperar a ver qué dicta la tendencia”, aseguró Raúl.

En lo corrido de este año se materializaron los objetivos de estos propósitos y tanto el Fondo Emprender como el Círculo Dorado pasaron a ser parte de la realidad que han construido durante los últimos cuatro años.

Durante su visita a Bucaramanga el pasado mes de abril el presidente Juan Manuel Santos fue el encargado de entregar a estos profesionales del buen gusto el contrato de colaboración empresarial al que se hicieron acreedores por ganar el premio del Círculo Dorado. En ese momento también estuvieron presentes el gobernador de Santander Richard Aguilar Villa y Gina Parody.

Uarli, una firma multimarca

De acuerdo con los creativos la firma será la encargada de generar sus productos o sus firmas para desarrollar distintos lenguajes según las especificaciones de la marca. “Esto quiere decir que Uarli es la casa matriz y de ahí puede desprenderse cualquier marca especializada en un lenguaje como accesorios de lujo u otra firma que solamente desarrolle joyas de gama alta producidas en platino, por ejemplo”.

Valores agregados

Según uno de los creadores de la firma, entre los grandes valores agregados que se cuentan de sus productos figuran: “Uno el goce, es lo primero que debemos transmitirle a todo consumidor o a la persona que vaya a usar una joya nuestra, en segundo lugar la deconstrucción pues las joyas no son solo objetos sino estructuras que deben remontar a quien las usa a algo que, aunque no entienda muy bien su significado, siente que lo hace distintivo. Las joyas también tienen un límite de reproducción, cada diseño no se reproduce más de 300 veces y solamente se manejan piezas en oro y platino y piedras talladas de manera personalizada”.

Un ícono santandereano

El escultor santandereano Juan José Cobbos, reconocido por importantes obras y por haber estudiado en Florencia y en Estados Unidos junto a Richard Mcdonald, creará la figura que identificará a la casa matriz, nuestro ícono.

La primera firma: Infraficie

El Santander Fashion Week es el escenario en el que este par de santandereanos harán públicos los diseños de su primera firma: Infraficie. “Son 15 piezas, nueve sortijas, cinco medallones y un brazalete. Todo se basan en un relato literario creado por Naldo Suárez”.

Las piezas hacen referencia a las joyas que utilizan los personajes creados por Raúl Camacho en su narración literaria, Naldo Suárez es el nombre con el que firma sus textos.