Menú de categorías

| May 24, 2013 | En estas calles, Portada

Metrolínea: 10 aspectos por mejorar

De acuerdo con denuncias de nuestros lectores, asiduos usuarios de Metrolínea, estos son los principales aspectos que se deben mejorar para obtener un óptimo servicio de transporte en lo que tiene que ver con los recorridos que pasan por el sur o vienen hacia esta parte del área metropolitana.

1.Más frecuencias los sábados. Si bien el servicio entre semana ha mejorado, los sábados sigue siendo deficiente. El articulado T3 que viene de Piedecuesta y va al centro pasa muy lleno y quienes están en las estaciones de Payador, Diamante y Provenza deben esperar hasta tres buses para poder subirse a uno donde haya espacio. Se preguntan ¿Y el T1 no pasa los sábados?

2.Falta mantenimiento. Algunos buses ya presentan cierto deterioro que debe ser atendido pronto. Por ejemplo, los pasamanos colgantes ya no son confiables, el fuelle muchas veces presenta suciedad y en algunos casos las puertas no cierran de manera correcta.

3.Ajuste de los tiempos. A veces hay rutas que demoran mucho tiempo, mientras que en otras ocasiones se ven dos o tres articulados seguidos y sin pasajeros.

4.Afiches y letreros no permitidos. En algunas estaciones se observan afiches, adhesivos y avisos que no corresponden a la publicidad autorizada, lo que afea el lugar y genera contaminación visual.

5.Falta de iluminación. Son varios los puentes cuya iluminación es muy deficiente, caso concreto la estación de Payador donde por lo menos 12 luminarias están fundidas hace rato y no han sido reemplazadas. Esto atenta contra la seguridad del usuario.

6.Puertas dañadas y ventanales rotos. En la estación de Molinos hay vidrios rotos que no han sido cambiados y puertas que presentan problemas para abrir.

7.Barandas destruidas. Otro caso de deterioro se observa en la estación de Cañaveral donde algunas armazones metálicas están destruidas o fueron ya retiradas.

8.Falta de uniformados. Si algo caracterizó a Metrolínea al comienzo era la seguridad que brindaba con la presencia de policías en los puentes y estaciones. Hace falta volver a disponer de personal para dar tranquilidad a los usuarios.

9.El manejo de algunos conductores. Otra  característica que tuvo el comienzo del servicio fue el manejo suave y adecuado de los conductores. Esto ha cambiado, ahora se ven maniobras poco sutiles y bruscos cambios de velocidad bien sea para arrancar o detenerse.

10.Más y mejor información. Hace rato que los avisos luminosos y sonoros que indicaban las paradas dejaron de funcionar. Esto es muy importante para orientar a los pasajeros, especialmente si se trata de un turista.