Menú de categorías

| Abr 26, 2013 | Periodista del Barrio

“No podemos pedir citas médicas por teléfono”

“Una fundación prestadora de servicios de salud ubicada en El Bosque, cerca de la clínica Ardila Lüllese encuentra desde hace 1 mes sin servicio telefónico. He llamado  en varias oportunidades a la telefónica y me han dicho que todo está bien, que debe ser que lo tienen desconectado. Las personas que tienen discapacidad se ven en la obligación de enviar a algún familiar para que le averigüen si ya llegaron los medicamentos, otros para cancelar alguna cita de odontología, incluso para saber el estado de las citas con los especialistas, que por cierto ya se nos fue quitado este servicio… solo queda la Clínica del Dolor y eso para algunos pacientes. Me pregunto ¿porqué no tienen respeto hacia los usuarios a quienes mensualmente se nos descuenta por nómina y por adelantado el valor de este servicio? Están violando los derechos de los usuarios, además, esto constituye una falta de consideración con las personas que viven lejos, algunos de ellos en otros municipios, quienes deben viajar largas horas a perder tiempo y dinero. Delicada situación que se vive en este momento”.