Menú de categorías

| Abr 12, 2013 | Portada, Salud

“Invertir, omitir y agregar letras son indicadores de que algo pasa”

“El colegio y la casa son importantes en el proceso de iniciación de la escolaridad. Cuando no lo calificaron bien y él esperaba una buena calificación o se burlaron de él o algo le hacía las situaciones negativas… él empieza un proceso atropellado”.

“El colegio y la casa son importantes en el proceso de iniciación de la escolaridad. Cuando no lo calificaron bien y él esperaba una buena calificación o se burlaron de él o algo le hacía las situaciones negativas… él empieza un proceso atropellado”.

Por Laura Rojas González

Si ha observado que su hijo no disfruta de las actividades escolares, que tiene problemas para entender el significado de lo que lee, si no le gusta hacer las tareas o confunde las letras ‘p’ con la ‘q’, la ‘s’ con la ‘c’ ó la ‘b’ con la ‘d’ preste atención a lo que Angélica Liliana Silva Muñoz, fonoadióloga del Centro TerapeuticoPallana, explicó sobre la dislexia, “un trastorno en la escritura y en la lectura que afecta y se detecta en el aprendizaje. Incluye problemas de atención, concentración y memoria”.

¿Cuándo puedo detectar la dislexia?

“La dislexia se puede detectar iniciando el grado escolar porque es allí cuando los pequeños empiezan a hacer actividades de motricidad fina, coordinación psicomotora, de aprehensión manual. Se dice que esta etapa porque ahora están iniciando mucho antes el proceso de lectura y escritura”.

Señales de alerta

“Más o menos en el grado transición podemos empezar a identificar problemas, aunque eso no significa que en ese grado podamos diagnosticar una dislexia”.

“Es importante tener en cuenta cuando el niño empieza a presentar apatía al proceso de lectura y escritura. Si esto responde a un inadecuado manejo en el colegio o adaptación al proceso escolar, si se le dificulta o tiene fallas en la atención, en la concentración. Si lloran, se duermen… todos estos son síntomas iniciales que hay que tener en cuenta”

La especialista explicó que “todos los niños que empiezan el proceso escolar están en el mismo nivel y si el niño manifiesta que no puede hacerlo puede ser por una falla en el desarrollo”.

“Si más adelante se empiezan a ver las inversiones, sustituciones, omisiones, agregados, contaminaciones, que son fallas específicas en la escritura y también se dan en la lectura, ahí podemos estar detectando una dislexia”.

 

Ojo a los signos

“Si al niño es necesario corregirle el mismo error una, dos y tres veces es porque algo está pasando, hay un problema de tipo visual, auditivo o tal vez a nivel de comprensión”.

¿Cómo tratarla?

“La dislexia se puede tratar aunque permanecerá ahí, esas son las secuelas que el niño, una vez sea adulto, debe aprender a controlar. En el medio artístico hay muchas personas que presentaron dislexia pero si pensamos en que un actor debe tener una memoria muy buena para poder recordar todos sus libretos entendemos que no es una limitación para ser un profesional o desempeñarse de manera exitosa en cualquier ambiente familiar, social y laboral”.

De acuerdo con Angélica Silva lo más importante es establecer que el problema existe, “no todos los niños que tienen problemas específicos en la lectura y en la escritura tienen dislexia. Hay que entrar a mirar componentes neurológicos y otro tipo de pruebas que puedan permitir establecer un diagnóstico acertado”.

Una vez establecido el trastorno, diagnosticado por un profesional en el tema, el tratamiento lo establecerá el especialista y su éxito dependerá del trabajo conjunto entre padres, hijo y profesionales.

El tratamiento de la dislexia es importante porque si un niño avanza en el proceso escolar con estas dificultades eventualmente se sentirá frustrado al creer que no es capaz de hacer lo que sus compañeros sí.

El tratamiento de la dislexia es importante porque si un niño avanza en el proceso escolar con estas dificultades eventualmente se sentirá frustrado al creer que no es capaz de hacer lo que sus compañeros sí. Imagen tomada de internet / GENTE DE CAÑAVERAL

Los detonantes

Aunque la dislexia puede ser heredada de padres a hijos lo cierto es que hay varios factores que pueden desarrollar este trastorno en un niño sin antecedentes. “La violencia intrafamiliar, cuando papá y mamá pelean todo el tiempo. También cuando hay un inadecuado proceso de divorcio porque los niños tienden a pensar que son culpables de los procesos de los padres y si no lo sientan y le explican lo que pasa y la diferencia entre el hecho de que se pierden esposo y esposa y no papá y mamá, esto también podría afectarlos”.

No ponga límite a sus hijos

“Generalmente cuando a un padre se le dice que el hijo tiene un problema de aprendizaje entra en crisis y esto de inmediato limita porque ellos mismos empiezan a crear las barreras al pensar que ya el niño no sirvió más para estudiar, ¡no! La dislexia no es un limitante para que el niño continúe un proceso escolar”.