Menú de categorías

| Abr 26, 2013 | Punto de vista

El ejemplo de Luis Alfonso

Fabio Eduardo Peña

Fabio Eduardo Peña

Luis Alfonso Ramírez saltó a la fama esta semana cuando fue divulgado un video en el que aparece salvando del suicidio a un hombre en el metro de Medellín.

Las imágenes fueron divulgadas varios días después de sucedido el hecho y fue cuando se engrandeció la labor de este muchacho de 19 años que no solo demostró valentía, arrojo y amor por el prójimo y por su profesión, sino que se convirtió en un ejemplo a seguir por toda la sociedad.

Sin pensarlo dos veces y sin saber que su nombre le daría la vuelta al mundo Luis Alfonso hizo lo que tenía que hacer. Esa acción valerosa demuestra lo que le inculcaron en su casa, lo que aprendió de sus padres y de su entorno familiar.

En él primó la vida.

Este caso sirve para reflexionar y da esperanzas de que en nuestra sociedad existen jóvenes que aún sueñan con un futuro mejor y que hacen cosas para que ese futuro les sea más halagüeño.

Otros, en cambio, se la pasan desaprovechando oportunidades, tirando por la borda todo lo que les brinda la vida y batiéndose en combates insulsos entre jóvenes para salir en los medios de comunicación o en las redes sociales.

Videos como el de Luis Alfonso merecen difundirse por todos los medios, pero más que eso, su acción es la que merece todos los aplausos y que sirva de ejemplo a una sociedad que se ha olvidado de vivir.