Menú de categorías

| Feb 22, 2013 | En estas calles

La palma de la discordia

Esta es la palma de la discordia, de acuerdo con los residentes del conjunto está “completamente sana al igual que la que ya tumbaron”.

Esta es la palma de la discordia, de acuerdo con los residentes del conjunto está “completamente sana al igual que la que ya tumbaron”.

Por Laura Rojas González

Un pleito generado entre algunos residentes del sector E1 del Bosque y el consejo de administración del conjunto por unas palmas enfermas se ha prolongado por casi un año.

Una palma de tipo botella y otra de tipo reina son la causantes de este enfrentamiento que ha llevado a varios de los habitantes del lugar a amenazar a la administradora diciéndole a gritos que “si toca la palma le va a costar el puesto”.

Gente de Cañaveral consultó a algunos de los afectados, la administradora Luz Amparo Motezuma y a la autoridad ambiental para corroborar los pormenores de la situación.

La administración

“El 21 de enero yo mandé una carta a la Cdmb porque unas personas me estaban diciendo que la palma estaba enferma, entre ellas el jardinero, que también me había advertido que esa palma así se podía caer”.

En la comunicación solicité la visita de un profesional para ver qué tenía. El 6 de febrero vino el ingeniero Luis E. Patiño de la corporación y me dio una orden en la que se reporta, con el número 0031 que se hizo un recorrido por el conjunto residencial El Bosque y se revisaron oities, palma botella y guayacán con bastante ramificación y follaje. La palma botella presenta pudrición, lo mismo que la palma real. Cinco palmas pequeñas recién plantadas están mal emplazadas”.

Según el concepto de la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga “aplicando el principio de precaución la Cdmb autoriza la tala de una palma botella y una palma real y la poda de las demás de no más del 20% de la copa. Como reposición se deberán plantar ocho individuos ornamentales”. De acuerdo con la administradora la sugerencia fue sembrar francesina o azuceno y enviar informe con registro fotográfico a la autoridad ambiental.

La comunidad

“En nombre de una comunidad quisiera informar de un crimen ecológico que quieren realizar. Soy una joven de 20 años que vive en El Bosque sector E1. Al lado de la torre 1 existe una palma que tiene alrededor de 17 años, trae millones de hermosos animales al conjunto y brinda frescura a los apartamentos. Es la segunda vez que quieren intentar tumbarla. Hemos peleado para evitarlo pero al parecer eso no es suficiente para la administradora del conjunto. Quisiera evitar el daño a esta hermosa palma y a todos los animales que se alimentan de ella entre ardillas, loros y miles de clases de pájaros”.

En el tallo de la palma sigue naciendo otro tipo de plantas que dan la impresión de que está en perfectas condiciones.

En el tallo de la palma sigue naciendo otro tipo de plantas que dan la impresión de que está en perfectas condiciones.

Por su parte la señora Ana Belén, habitante del conjunto, comentó que “yo he traído familiares que son agrónomos y dicen que la palma está bien, nos da mucho pesar que vayan a tumbarla porque ya nos tumbaron una y solamente nos queda esa. Queremos tener la certeza de que cortarla es la única salida y que no hay forma de curar lo que supuestamente tiene”.

La voz oficial

El ingeniero forestal Rafael Villabona, coordinador de Fauna y Flora de la Cdmb, explicó para Gente de Cañaveral que “estuvimos revisando la correspondencia y en efecto hemos encontrado que la palma no está en buen estado fitosanitario, esto quiere decir que en las partes medias del tronco presenta unos desgastes que hacen que el árbol pierda su forma y su contextura. Lo que hicimos como autoridad ambiental fue autorizar que se adelante la tala del árbol, sin embargo, si la administración no lo hace nosotros no podemos obligarlos. Con el concepto emitido la Cdmb salva la responsabilidad en caso de que alguna de las hojas de esta palma, o parte del fruto, caigan sobre un niño o un transeúnte y les genere lesiones.  El ingeniero forestal Luis Patiño ya emitió ese criterio y nosotros lo corroboramos, entonces por principio de precaución, recomendamos el corte porque el tratamiento para curar una palma tan grande tendría un costo altísimo, y eso no garantizaría la estabilidad de la palma. En otros conjuntos del Bosque este tipo de árboles ya han ocasionado accidentes y aunque nosotros protegemos la fauna y la flora, lo que prima en este caso es la integridad de las personas”.