Menú de categorías

| Dic 14, 2012 | Gente de Aquí, Portada

Un pesebre profesional

El pesebre es completamente ecológico, todo es artificial, nada es natural, juego con el color del aserrín y otros materiales para no tener que recurrir a nada que afecte el medio ambiente.

El pesebre es completamente ecológico, todo es artificial, nada es natural, juego con el color del aserrín y otros materiales para no tener que recurrir a nada que afecte el medio ambiente.

María Cristina Plata de Aulestia y su esposo Ernesto Aulestia llevan siete años elaborando escenas navideñas en su hogar. Los habitantes del conjunto residencial La Pera ya son reconocidos por sus familiares y vecinos como el punto infaltable en la visita al sector.

“Yo siempre tuve el sueño de hacer el mejor pesebre bíblico. Desde pequeña me ha encantado la Navidad y disfrutaba mucho de los nacimientos y su elaboración. Hace siete años tuve la oportunidad de ir a Medellín a hacer el curso intensivo de la Corporación El taller del Pesebre de Antioquia, con el profesor HubertHoyos. Fue un mes de trabajo día y noche y aprendí mucho. Nos enseñaron cómo hacer las casas, los árboles, las palmas, los puentes, los muros, los pozos… yo hago todo menos las figuras”.

 

“Para montar el pesebre yo tengo que pedirle a unas personas que vengan a mi casa y monten una tarima, que es donde finalmente queda, así me puedo subir tranquila y empezar el montaje desde el fondo, o lo más lejano, hacia delante”.

“Para montar el pesebre yo tengo que pedirle a unas personas que vengan a mi casa y monten una tarima, que es donde finalmente queda, así me puedo subir tranquila y empezar el montaje desde el fondo, o lo más lejano, hacia delante”.

Más que un hobbie, una pasión

María Cristina explicó que para quienes disfrutan de la elaboración de escenas navideñas esto se convierte en una adicción. “Recuerdo que cuando fui a hacer el curso me dijo un señor ¿usted sí sabe en lo que se está metiendo? Porque para nadie es un secreto que cuando uno empieza a hacer pesebres le queda gustando, esto es algo que enamora”.

“Desde que empecé hace siete años siempre le he cambiado cosas, cada año tengo escenas nuevas y hago portales diferentes. Esto es algo tan apasionante que el trabajo del pesebre dura prácticamente todo el año porque uno siempre está buscando figuras y cosas que sirvan para construir la escena”.

 

Profesionales de la Navidad

“Este año fui con mi esposo al Primer encuentro internacional de pesebristas en Medellín, que fue durante el puente del 12 octubre. Allá todo es a través de la corporación de talleres de pesebres. Nos gozamos el encuentro y vimos cosas maravillosas. Él y yo hacemos todo cada año, duramos más de diez días en el montaje. Él se encarga de la parte eléctrica y me ayuda a elaborar las figuras de madera como las carretas”.

El espacio que ocupa el pesebre de la familia Aulestia Plata es de 4 metros por 2.50. “Lo hacemos en un estadero de la casa, es el tamaño de una habitación. Las figuras son de 12, 10 y 8 c.m. de acuerdo con la perspectiva, según la distancia que haya entre ellos y la impresión de profundidad”.

 

“En este mes nos vamos con mi esposo para el Museo del Castillo en Medellín a ver la exposición de pesebres. Siempre estamos en contacto con todos los pesebristas porque así uno siempre está informado de cuáles son las últimas propuestas”.

“En este mes nos vamos con mi esposo para el Museo del Castillo en Medellín a ver la exposición de pesebres. Siempre estamos en contacto con todos los pesebristas porque así uno siempre está informado de cuáles son las últimas propuestas”.

Tres clases de pesebres

María Cristina explicó que según los pesebristas profesionales hay tres clases de pesebres. Uno es el pesebre bíblico, que es el que yo hago. Éste es el que conserva la tradición tanto en las figuras como en las casas. También está el pesebre tradicional, que es aquel en el que no importa si las figuras son más grandes que las casas, es el que por lo general hacen las familias que es igualmente hermoso, finalmente está el típico, que es aquel en el que se incluyen figuras con trajes típicos de Colombia y elementos culturales de la región”.

 

“Hemos querido organizar un grupo de pesebristas profesionales acá pero todavía no se han dado las cosas, pienso que en un futuro podríamos hacerlo”.

“Hemos querido organizar un grupo de pesebristas profesionales acá pero todavía no se han dado las cosas, pienso que en un futuro podríamos hacerlo”.

Lo nuevo

Aunque la mayoría de las figuras repiten presencia en el pesebre de María Cristina lo cierto es que cada año trata de darle un toque diferente. “Este año conseguí una señora ordeñando una vaca así que hice un establo. También tiene un nuevo viñedo, un gallinero, un palomar, nuevas carretas y antorchas para las casas. El portal también es completamente diferente al del año pasado”.

“Yo disfruto cada escena, cada espacio. Para mí lo más gratificante es ver que después de planearlo, como cualquier construcción que empieza con un dibujo y un plan, lo monto y sale como lo estaba esperando, me siento realizada, lo disfruto plenamente”.

Enviar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*