Menú de categorías

| Nov 30, 2012 | Columnistas, Punto de vista

Podas indiscriminadas

Son varias las quejas recibidas últimamente en este medio, que dan cuenta del ataque indiscriminado que se está haciendo contra la naturaleza en diferentes sectores.

Cuando no es el avance de la modernidad que derriba árboles y arrasa fauna y flora para dar paso a grandes edificaciones, son particulares que sin conocimiento realizan podas que terminan siendo talas mortales.

Con fotos y textos nuestros lectores han puesto la queja de un hecho que poco a poco ha ido tomando más fuerza y que paralelamente está acabando con el bienestar actual y futuro.

Dicientes han sido las imágenes mostradas por este medio de comunicación en las que se observa que muchos árboles están siendo víctima de ataques perversos, como colocarles anillos a sus tallos para secarlos definitivamente.

¿Quiénes y con qué fin realizan estos actos?

Tal vez ellos no lo sepan pero están atentando contra toda una comunidad que se está quedando cada vez con menos zonas verdes, con menos vegetación y con menos oxígeno.

Las autoridades han anunciado que se impondrán sanciones a quienes sean sorprendidos en estas actividades lesivas, pero es importante que la ley sea para todos, que se aplique sin consideraciones y que se vea.

Además es hora de impulsar una gran campaña de reforestación de la ciudad, de nuestros frentes de la casa, de los jardines y de cuanto escenario se pueda convertir en zona verde.

Enviar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*