Menú de categorías

| Nov 23, 2012 | Periodista del Barrio

¡No a las calles peatonales!

Montaje Nelson Caviedes

Montaje Nelson Caviedes

Peatonalizar las vías de Cañaveral es un error, y peor aún, reducir la velocidad vehicular. Eso sería tener que sentarse en el carro a esperar que el de adelante dé un paso para nosotros poder avanzar.

El sistema ya se aplicó en la calle 35, en el centro de la ciudad, con resultados desastrosos. Lo digo yo que en mi juventud disfruté de las caminatas por la llamada calle de los bancos, hoy me da ira ver como se convirtió en un muladar, con ventas frente a las entidades bancarias.

De la calle 33 ni hablar, se hicieron andenes amplios que terminaron en plaza de mercado obstaculizando el flujo vehicular y el paso peatonal. Quedaron tan mal hechos que solo se pueden comparar con los caminos de herradura.

En otro artículo del periódico, un colaborador le da la razón a Aristóteles, quien recomendaba que las ciudades no deberían sobrepasar los cien mil habitantes. Suena como quitarle tres ceros a las cifras censales.

Tenemos que dejar atrás el pueblito viejo de calles pequeñitas que cantó José A Morales. Bucaramanga es una ciudad de calles estrechas por donde circulan vehículos de gran tonelaje, mezclados con carros, motos y peatones.

Ya es hora de que los Bumangueses pensemos en grande, la ciudad ha crecido y sigue creciendo en un desorden tremendo. Vivimos en un mundo exigente que reclama proyectos urbanísticos muy grandes y sistemas de movilidad muy ágiles, con pasos elevados y amplias avenidas; donde los semáforos son un control obsoleto que solo causan más trancones.

Héctor Gómez Lizarazo / PERIODISTA DEL BARRIO

Enviar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*