Menú de categorías

| Nov 9, 2012 | Periodista del Barrio, Portada

¡El colmo del Metrolínea!

“Como administradora de un conjunto residencial quiero dar a conocer la queja de las tantas que escucho de diferentes usuarios del Metrolínea que se ven afectados y atropellados por este pésimo servicio”.

“Antes de las modificaciones actuales que ha efectuado Metrolínea, en las estaciones de Molinos y Hormigueros,teníamos unos buses que podíamos tomar muy cerca de nuestros conjuntos para conducirnos por la carrera 33 y carrera 15, en un tiempo de 20 a 25 minutos. Ahora  el sistema funciona así para esta significativa población de Floridablanca:Iniciamos con un bus alimentador muy demorado, que al llegar a las estaciones mencionadas  después de una espera de hasta 35 minutos , debemos mendigar el espacio que nos dejan en la entrada de la puerta de los P8, que viene a reventar desde Piedecuesta para llegar a la carrera 33, o en otros casos, implorar un campito para acceder a las rutas P3 o P6, y quedar así sin la posibilidad de ir hasta la estación de Payador a esperar el T1 o T3, que sobra decir viene con muy poca capacidad para llevarnos por la carrera 15”.

“Para continuar el calvario diario de hechos concretos como el mío, mi esposa, los usuarios cotidianos como lo son estudiantes, menores de edad, adultos mayores o simplemente personas trabajadoras que debemos desplazarnos más al norte de la ciudad, tenemos que esperar en la Quebrada Seca un cuarto bus -ahora el  P10- para tratar de llegar finalmente a nuestro destino”.

“Quizás se pueda pensar a la ligera que estos sectores somos estrato 4 y debíamos utilizar el vehículo, pero recordemos que el propósito del transporte masivo es fomentar la no utilización del automóvil particular, la idea es contribuir a la movilidad y preservación del medio ambiente. La Iniciación de este sistema en este sector nos cambió la vida en varios aspectos, entre los más relevante enunciamos: 1- El pasar de un bus puerta a puerta a el abordaje de 3 y 4 buses para el mismo recorrido. 2- Cambiar el horario de salida pues  estos trasbordos aumentaron a más de 45 minutos el desplazamiento en vez de disminuirlo.3- Volver a utilizar el vehículo en horas pico para ir al trabajo, contribuyendo a la lenta movilidad actual y a la inversión en costos de parqueadero, que en esa zona es escaso y poco confiable”.

“Al compartir estos inconvenientes con los vecinos y usuarios nos preguntamos ¿no es posible incorporar un bus como el que viene del recorrido de Lagos y continúe por la carrera 15, como si lo hacen otros buses desde Bucarica y La Cumbre? ¿Qué estudios se efectuaron para diseñar en una ciudad pequeña, tantos trasbordos, que en lugar de dar comodidad al usuario, se visualiza la incomodidad y el descontento de la gente?Después de terminar la otra etapa del sistema hasta el nort, ¿continuará el mismo trasbordo de 3 ó 4 buses para recorrer la pequeña ciudad de sur a norte?”

5 Comentarios

  1. No hay que creerle a esta señora, ella es la esposa de un conductor de TransPiedecuesta y por eso es que se inventa estas quejas. Poca obajetividad la de la columnista

    • Señora Rosa Melo: Me parece un desproposito el hecho que Usted objete una queja de un ciudadano que vive esa tortura de METROBURRO. Se ha subido Usted a uno de estos buses a horas pico, con mucho respeto le pregunto: ¿Le ha gustado viajar como vaca apretujada? ¿Le ha gustado, como mujer que creo es ; que la soben y acaricine durante el recorrido?? Mandaria a sus hijas a que kles hagan lo mismo???. Absurdamente creo Usted o no a utilizado el sistema o no sabe de que habla o le falta unpoco de inteligencia. Cordial saludo doña Rosa.

  2. Mire señora cualquiera q sea el recorrido q usted haga en metrolinea lo máximo q usted debe tomar son 3 buses, desplacese de donde se desplace….ej. de florida a la UIS… alimentador, t3 o t1 (en Lagos), p10…. En lo único q le doy la razón es q los buses pasan llenos…. ahora si los de metrolinea estuvieran haciendo un seguimiento a sus rutas se darian cuenta q la P9 saliendo de Provenza no sirve , se está subutilizando, cuando podria salir de Lagos y ayudaria a q la P8 nfuera más descongestionada.

  3. Estoy totalmente de acuerdo con el columnista, la historia de mi esposa es la siguiente, desafortunadamente se accidentó por una caída de rocas en el sector de piedecuesta por lo que fue necesario dejar el vehiculo en asistencia, intento utilizar el metrolinea pues consideraba que le prestaría un buen servicio. nosotros vivimos en el barrio chorreros de don juan, entrada a camporhermoso, el día en mención utilice mi vehiculo para acercarla a la estación chorreras que queda en el cra 15. 11 cuadras mas arriba de nuestra casa( no hay alimentador) despues de visitar 3 ventanillas al fin pudo conseguir la mega-tarjeta-integeligente (jajaja)y despues de una tediosa espera pudo abordar el bus que la dejo a 1 km y medio de su trabajo, en total su recorrido duró aprox, 55 minutos, al siguiente día mencionó que NUNCA MAS VOLVERIA A UTILIZAR EL METROLINEA, y pidió el carro que la aseguradora le ofrecía por una semana. moraleja; es mejor malo conocido que malo por conocer

  4. muchas veces me e preguntado, si los proyectos de servicio de transporte como el metro linea desea que la comunidad los utilice y no generen perdida, por que son tan inoperantes y desorganizados, la mal planeacion y desorganización no incentiva el uso de este medio sino que aleja a los usuarios de hacerlo y muchas veces he pensado que los directivos de esta empresa no son las personas adecuadas para dirigir esta empresa desde el alcalde hasta el funcionario de mas bajo rango que tienen la responsabilidad de que esto funcione como debe ser, pero otra duda me llega a la mente no sera que contrataron personal burocrático que no tienen ni idea de lo que hacen,piensan y dicen por que cada vez que se les pregunta la respuesta es la misma «estamos estudiando la situación y daremos pronta solución a los inconvenientes, les pedimos paciencia y colaboración a la comunidad» como ellos tienen carro el resto no les importa, estos son malos funcionarios y son los que deben destituirse.

Enviar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*