Menú de categorías

| Nov 9, 2012 | Nuestra Gente, Portada

“Detrás de un navegante siempre está su familia”

Esta foto fue tomada en San Isidro, Argentina, durante el suramericano de Mar del Plata. Suministrada / GENTE DE CAÑAVERAL

Esta foto fue tomada en San Isidro, Argentina, durante el suramericano de Mar del Plata. Suministrada / GENTE DE CAÑAVERAL

Por Laura Rojas González

Simón Gómez es un pequeño estudiante del Colegio Panamericano practicante de vela que a sus escasos 11 años ya le regaló a Santander una medalla de oro en los Juegos Deportivos Nacionales que se disputan por estos días en varias ciudades del país. Su triunfo lo consiguió en la modalidad de Optimist.

“La característica principal de esto es que participan niños hasta los 15 años. Se dice que en este barco se forma a los futuros navegantes. Es muy completo y tiene muchas posibilidades de maniobra”, explicó Ariel Gómez Egaña, padre de Simón y presidente de la Liga de vela de Santander.

Los inicios de un medallista

“La primera vez que estuvo en el agua tenía como cinco años pero todavía no estaba preparado y abandonó durante cerca de dos años. Poco a poco se fue acercando nuevamente al deporte y formalmente lo practica desde los nueve años”.

El papá del pequeño campeón también habló sobre su preparación para estos Juegos Nacionales. “Para prepararse Simón empezó a hacer el ciclo de juegos nacionales en el país, el año pasado hizo parte del ciclo de campeonatos suramericanos y compitió en Perú, Ecuador y Estados Unidos. La preparación fue más o menos de dos años”.

Simón en acción durante el suramericano en Argentina. Suministrada / GENTE DE CAÑAVERAL

Simón en acción durante el suramericano en Argentina. Suministrada / GENTE DE CAÑAVERAL

¿De qué se trata este deporte?

El papá del pequeño Simón, quien también fue navegante competitivo explicó: “En Colombia estamos atrasados en este deporte. Tripular una regata consiste en dominar la embarcación, se puede hacer individual o con una tripulación. Competir con estos barcos, la mayoría de los que tenemos en el país monotripulados (para un solo piloto), implica que el deportista trate de hacer en el menor tiempo posible, en contra de sus adversarios y los factores que se puedan presentar, un recorrido desde un punto A hasta un punto B dos veces. La mayor dificultad es que el primer tramo se navega contra el viento, esto involucra una serie de movimientos (ceñida y orzada) que son muy técnicos y le dan la posibilidad al piloto de llegar lo más rápido posible al punto señalado. Ese recorrido es una regata”.

Ganó antes del final

“Este deporte se puntúa de menos a más. El que llegue de primero tiene un punto, el segundo dos y el tercero tres, cuando Simón iba en la regata número siete había acumulado tan pocos puntos, que hubiera podido perder las dos restantes y aun así hubiera ganado el oro”.

En las competencias de los Juegos Nacionales que tuvieron como escenario la bahía de Cispatá, Córdoba, los participantes tuvieron que hacer nueve regatas durante el pasado fin de semana. “Fueron tres el sábado, tres el domingo y tres el lunes. Los niños pasan más o menos seis horas en el agua porque arrancaban como a las 10:30 a.m. y volvían a tierra firme más o menos a las 4:00 p.m.”, explicó la mamá de Simón, Mónica María Ortiz Manrique, quien también practica un deporte de vela, ella prefiere la modalidad Windsurf (tabla de surf con vela).

Simón Gómez luce su medalla con la bandera de Santander de fondo y en compañía de las jóvenes de protocolo, quienes después de la premiación, le pedían fotos y besos al pequeño campeón. Suministrada / GENTE DE CAÑAVERAL

Simón Gómez luce su medalla con la bandera de Santander de fondo y en compañía de las jóvenes de protocolo, quienes después de la premiación, le pedían fotos y besos al pequeño campeón. Suministrada / GENTE DE CAÑAVERAL

Preparación de un campeón

El padre del campeón santandereano, quien también es entrenador de Camilo Chaparro ganador de la medalla de plata, explicó que “este tipo de embarcaciones no son recreativas, por sus características son netamente competitivas. A los niños se les hace preparación física, psicológica, técnica, tanto en el lugar que viven, en este caso en Bucaramanga, como en el mar, porque las competencias son en el mar”.

El podio

Simón Gómez obtuvo la medalla de oro con un puntaje de 13. El también santandereano Camilo Chaparro, de 12 años, obtuvo la medalla de plata con 29 puntos y el bronce fue para el bogotano Eduardo Guevara, quien terminó con 34 unidades.

Simón Gómez y Camilo Chaparro muestran sus medallas a la cámara. Suministrada / GENTE DE CAÑAVERAL

Simón Gómez y Camilo Chaparro muestran sus medallas a la cámara. En la mitad Antonio, hermano menor de Simón. Suministrada / GENTE DE CAÑAVERAL

La premiación

Con explosión de serpentinas, las comitivas de cada deportista y hasta el alcalde de la población, los tres ganadores se subieron al podio en el que les fueron entregadas las medallas. Los habitantes del pueblo se reunieron en el muelle para ser testigos del momento y trataron a los ganadores como héroes. “Todo fue muy emocionante. Mantuvieron el protocolo y fueron niñas muy lindas las que entregaban los premios. Como el pueblo fue invitado la ovación fue impresionante, los trataron como a sus ídolos, todos se tomaban fotos con ellos, les pedían autógrafos, la prensa les pedía declaraciones y comentarios para revistas, las niñas les daban besos… Ellos no imaginaban la magnitud de lo que habían hecho”, explicó la mamá de Simón, sonriendo con orgullo por el logro de su hijo.

Hecho para navegar

“Empezamos a recordar los deportistas que han sido campeones en la historia de los juegos en esta modalidad y todos coincidían con que tenían 15 años. Es la edad en la que logran su madurez física, mental, en el deporte. Él desde pequeño ha tenido esa habilidad y ha tenido también la oportunidad de entrenar en otros países, adicionalmente tuvo la fortuna de llegar muy joven al deporte y eso le genera mucha admiración y respeto a sus compañeros”, dijo Mónica Ortiz.

Simón durante su participación en los Juegos Nacionales. Suministrada / GENTE DE CAÑAVERAL

Simón durante su participación en los Juegos Nacionales. Suministrada / GENTE DE CAÑAVERAL

“Detrás de un navegante siempre está su familia”

La mamá del ganador de la medalla de oro en los Juegos Nacionales aseguró que “él cada vez es más responsable. La disciplina en el deporte ha hecho que él sea muy disciplinado en cada aspecto de su vida, en el colegio, con su habitación. El deporte es mucho más que la actividad física, es un estilo de vida. Es muy bueno incentivar a los niños en esto porque además de todos los otros beneficios, la calidad de vida y la relación con la familia también se ven ampliamente favorecidas. Me encanta que cada vez que llegamos a una competencia nos encontramos con muchas familias. Detrás de cada competidor hay un papá que navega con él y está con la mamá que vela por todos y los hermanitos… detrás de cada navegante siempre hay una familia”.

Comentarios

  1. carlos franco dice:

    MUY CONTENTO CON ESTE LOGRO YA QUE NOS DEMUESTRA QUE TENEMOS TALENTO EN NUESTRO DEPARTAMENTO Y DE SOBRA, PERO QUE LASTIMA QUE ESTE TIPO DE DEPORTES SOLO SE PUEDE REALIZAR CON GRAN APOYO ECONÓMICO Y NO PODER DARLE LA OPORTUNIDAD A TODAS LAS CLASES SOCIALES EN PRACTICAR ESTE DEPORTE ACUÁTICO Y MUCHOS MAS.