Menú de categorías

| Ago 10, 2012 | Gente de Aquí, Portada

“Todos siempre sentimos que se pudo haber hecho más”

Javier Gutiérrez / GENTE DE CAÑAVERAL Ellos son Daniel Fajardo Fajardo, María Jimena Rueda Guerrero y Carlos Mario Sánchez Vargas.

Javier Gutiérrez / GENTE DE CAÑAVERAL Ellos son Daniel Fajardo Fajardo, María Jimena Rueda Guerrero y Carlos Mario Sánchez Vargas.

Los destacados estudiantes del Colegio Fundación UIS y el Gimnasio Cantillana, que compitieron en las Olimpiadas de Matemáticas en Argentina y de Física en Estonia, ya están de vuelta en sus aulas de clase. Aunque manifestaron que los resultados “no fueron los que esperábamos”, lo cierto es que el simple hecho de haber ido a competir a otros países gracias a sus capacidades académicas, dedicación y sacrificio desde hace mucho los convirtió en jóvenes extraordinarios y dignos de admiración.

Olimpiadas Matemáticas en Argentina

Del equipo que representó a nuestro país en Mar del Plata, Argentina, conformado por seis estudiantes nacionales, tres eran santandereanos: María Jimena Rueda Guerrero, del Gimnasio Cantillana y Francisco Acosta Henao y Carlos Mario Sánchez Vargas del Colegio Fundación UIS.

“Fueron dos días de pruebas con seis problemas, tres por día. Nosotros estábamos preparados para asegurar los problemas fáciles, que normalmente son el 1 y el 4, o sea el inicio de la prueba. Todos logramos resolver el problema uno así que todos ganamos mención de honor, que corresponde a quienes solucionan un problema con todos sus puntos. La idea era que el primer día hiciéramos de 7 a 14 puntos. El primer día obtuve ocho puntos, el segundo dos… Al salir todos nos dimos cuenta de que no estaba tan difícil, hubiéramos podido hacer más…”, explicó Carlos Mario.

Suministrada / GENTE DE CAÑAVERAL "Algo que le pasa a Colombia, en lo que no somos tan afortunados, es que por orden alfabético siempre nos toca al lado de China y a ellos les va demasiado bien, uno tiene a un chino al lado y se da cuenta de que a las dos horas ya terminó y se levanta a entregar": María Jimena.

Suministrada / GENTE DE CAÑAVERAL «Algo que le pasa a Colombia, en lo que no somos tan afortunados, es que por orden alfabético siempre nos toca al lado de China y a ellos les va demasiado bien, uno tiene a un chino al lado y se da cuenta de que a las dos horas ya terminó y se levanta a entregar»: María Jimena.

Por su parte María Jimena lamentó que los resultados no hubieran sido superiores y recordó la experiencia de volver a participar en una olimpiada internacional.

“Yo esperaba un resultado mejor, uno siempre llega insatisfecho. Es muy extraño que una persona diga que fue exactamente lo que esperaba o justo lo que pensaba. Yo iba por una medalla, me sentía segura y capaz de obtenerla por las experiencias que había tenido anteriormente pero en la prueba creo que me puse un poco nerviosa y el tiempo no me ayudó. Volví con una mención honorífica al igual que el año pasado”.

Resultados de las IMO

Colombia obtuvo 3 medallas de bronce y 3 menciones de honor. Francisco Acosta (Fundación Colegio UIS, Floridablanca), Leonardo Flórez (Colegió Colón, Barranquilla) y Verónica Salazar (Colegio Italiano Leonardo Da Vinci, Bogotá) obtuvieron medallas de bronce y las menciones de honor fueron para María Ximena Rueda (Gimnasio Cantillana, Piedecuesta), Carlos Mario Sánchez (Fundación Colegio UIS) y Camilo Espinosa (Colegio Marymount, Barranquilla).

Mundial de Física en Estonia

Daniel Fajardo Fajardo de la Fundación Colegio UIS fue la cuota santandereana en el equipo de tres integrantes que representó a Colombia en las Olimpiadas de Física en Estonia, que aunque no logró subirse al podio, manifestó que esta experiencia fue “maravillosamente abrumadora”.

Suministrada / GENTE DE CAÑAVERAL Esta es la delegación colombiana que participó en Estonia por el campeonato de físcia. La niña de la derecha fue la guía que los recibió y acompañó en los recorridos de intercambio cultural.

Suministrada / GENTE DE CAÑAVERAL Esta es la delegación colombiana que participó en Estonia por el campeonato de físcia. La niña de la derecha fue la guía que los recibió y acompañó en los recorridos de intercambio cultural.

“El primer día fue la inauguración con el Primer Ministro del país y con el Ministro de Educación, también estuvo el presidente de la olimpiada. Las delegaciones de 88 países en un mismo recinto, cada quien con su traje formal, que además era completamente diferente al traje que usamos los latinos, fue el primer impacto que me llevó a ver lo enriquecedor de esta experiencia. Había muy pocos latinos, uno hablaba con mejicanos y salvadoreños fácilmente, pero con el resto era necesario comunicarse en inglés. Había gente que coleccionaba cosas y daba regalos. Yo intercambié monedas, ya viajé por las monedas de casi todo el mundo”.

Sobre las pruebas

Daniel aseguró que aunque se sentía preparado “el nivel internacional es tremendo. Siempre sobresalen países que son potencia en educación como los europeos o los chinos. Yo no logré alcanzar el nivel que requería pero estuve bastante cerca. Este año la competencia rompió con los esquemas que venía tradicionalmente, los ejercicios fueron diferentes, esto hizo que a algunos les costara más solucionarlos y a otros tal vez se les facilitó. Un húngaro fue quien se llevó prácticamente todos los premios”. En el mundial de física se realizaron dos pruebas, una experimental y una teórica, cada una de cinco horas. “Los nervios en el momento de la competencia son impresionantes. El estrés al que estuve sometido al empezar fue increíble. Recuerdo el pito que daba inicio a la prueba, estruendoso, al igual que el sonido de todos los sobres con los ejercicios que se rasgaban de manera simultánea, parecían una jauría de perros, éramos como quinientas personas en un coliseo enorme”.

La lección

Para todos los participantes, los que viajaron por primera vez y los que ya habían participado en otras competencias, siempre hay algo nuevo y una lección tras una experiencia como esta.

“Uno siempre puede justificar sus resultados con una especie de excusa pero lo cierto es que uno debería estar preparado para cualquier cosa, estas pruebas son hechas por personas experimentadas y se supone que son al nivel que debemos tener. Lo bueno es aprender de cada experiencia y ver qué hay que hacer y qué no la próxima vez. La lección es no acelerarse, la paciencia es absolutamente importante porque por el acelere cosas simples como sumar pueden verse afectadas. Cuando yo tenía la idea adecuada sumaba mal, y suena raro porque bueno soy una matemática, no es que no sepa sumar, es que la presión hace que uno se equivoque en las cosas más simples”, explicó María Jimena.

Para Carlos Mario la lección más importante es que siempre hay que hacer las cosas con convicción. “Cuando era pequeño quería ir a las olimpiadas por viajar, por conocer otros países y personas, pero cuando fui la primera vez me sentí orgulloso, porque iba representando a Colombia y cuando obtenía un buen resultado todos estaban felices, me sentía orgulloso de mi mismo, empecé a hacerlo por las razones indicadas. En uno de los problemas de esta competencia yo tenía la idea pero me parecía demasiado fácil y descarté esa respuesta porque me pareció muy lógica, no le di la oportunidad, siempre hay que hacer las cosas con seguridad”.

Daniel concluyó que, aunque lo ideal es obtener la medalla, cada aspecto de la experiencia constituye una ganancia, un aprendizaje y por lo tanto, una victoria. “Me gustaron muchas cosas de la experiencia, especialmente la cultura de la gente. Uno no encuentra basura en las calles, los conductores frenan y ceden la vía a los peatones, también hay cosas como que algunos europeos son muy naturalistas y no utilizan desodorante pero todo hace parte de un mundo totalmente nuevo. Por ahora seguiré aspirando al MIT, una de las mejores universidades en el área de investigación y ciencias, allá quiero estudiar Ingeniería Mecánica, se demora cerca de un año saber si uno es admitido o no, aprovecharé el tiempo para estudiar y estar cada vez mejor preparado”.

3 Comentarios

  1. Decepcionante mediocridad

  2. Triste muy triste el papel que tuvieron estos muchachos en estas competiciones. Ahi quedo demostrado el nivel de la educación en nuestra ciudad, y eso que enviamos a los mejores.
    Debemos reflexionar y corregir para que la educación mejore

  3. Tanta fuerza que hicimos desde acá, tantas oraciones, tantos buenos deseos que al final no surgieron efecto. Danielito que decepción, todo un sector pendiente de ti y al final no saliste con nada.
    No tengo palabras para expresar lo decepcionados que estamos

Enviar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*