Menú de categorías

| Jul 19, 2012 | Gente de Aquí, Portada

Las barbies también pueden ser rudas

Sandra Rodríguez es la capitana del equipo. Aunque sus amigos le dicen Saku, su alterego en Pink Suks es ‘Rude Barbie’.

Sandra Rodríguez es la capitana del equipo. Aunque sus amigos le dicen Saku, su alterego en Pink Suks es ‘Rude Barbie’.

Si usted piensa que no hay nada más sexy que una mujer en medias de malla y shorts, entonces es porque no ha visto un partido de roller derby, un deporte en el que las mujeres prueban que pueden ser tan fuertes como los hombres y al mismo tiempo verse divinas.

“Todo empezó por una película que vi que se llamaba Whip it sobre roller derby. Yo no sabía cómo se llamaba el deporte pero me causó mucha curiosidad. Empecé a averiguar si eso existía, si era un deporte de verdad. Cuando busqué en Colombia ya había unos equipos pero en Bucaramanga no había. Ese mismo día puse en el estado de mi cuenta de Facebook – ¿quién quiere jugar roller derby? – y ahí llegaron yuya, que es la cocapitana y otras niñas”, explicó Sandra Rodríguez (Saku), capitana del equipo Pink Sucks.

 

Unidas por el deporte

La cocapitana del equipo de Pink Sucks, Julieth Mantilla (yuya) indicó que “nos teníamos como conocidas en el Facebook y compartíamos era la afinidad por el roller derby. Yo patinaba sola pero lo hacía como hobbie. Al principio fuimos solo cuatro niñas reunidas en San Pío hablando sobre este deporte”.

Baily Ramos es la manager del equipo y su seudónimo es ‘Miss Hyde’.

Baily Ramos es la manager del equipo y su seudónimo es ‘Miss Hyde’.

“Esa tarde estábamos Laura Calvete, Julieth Araque, Yuya y yo. Hablamos sobre lo que sabíamos del roller derby, lo que habíamos visto… Yuya era la única que tenía patines y protección. Ese mismo día empezamos a pensar en el nombre del equipo y duramos como tres horas en eso. Pensamos que tenía que tener algo de adorable pero también algo de agresivo y de ahí nació Pink Sucks, el rosado apesta”, agregó Saku.

 

Los puntos

Un partido de roller derby dura 60 minutos y está conformado por diez jugadoras, cinco de cada equipo. Los equipos se dividen en grupos de ocho bloqueadoras – cuatro de cada equipo – y dos jammers. Estas últimas son las encargadas de anotar los puntos y van detrás del grupo de bloqueadoras o paquete (pack).

“Se organiza un paquete de ocho bloqueadoras, incluidos los dos equipos, dos jammers, que son quienes anotan y van atrás, a tres metros de las bloqueadoras. Los puntos consisten en que estas jugadoras –las jammers- sobrepasen el paquete o pack. A medida que van pasando van anotando puntos, cada persona del equipo contrario es un punto, mientras tanto, las bloqueadoras tienen que crear estrategias para bloquear a la jammer del equipo contrario”, explicó Bailby Ramos, manager del equipo y jugadora.

 

Los estiramientos son una parte fundamental del entrenamiento. De izquierda a derecha aparecen Lorena Montaña ‘Martini’, la cocapitana del equipo Yuya Mancilla ‘Chika Mocha’ y Juliana Franco ‘Bruja’.

Los estiramientos son una parte fundamental del entrenamiento. De izquierda a derecha aparecen Lorena Montaña ‘Martini’, la cocapitana del equipo Yuya Mancilla ‘Chika Mocha’ y Juliana Franco ‘Bruja’.

El entrenador

Juan Pablo Reyes es el entrenador del equipo santandereano de roller derby. Hoy en día ya son 23 mujeres las que lo conforman y van desde “diseñadoras y estilistas hasta amas de casa y mamás. La más joven tiene 12 años aunque ella todavía no puede competir. La mayor tiene 27 y el resto están por los 25”.

“Yo la verdad empecé como espectador, mi esposa, la manager, se interesó en el deporte y yo fui sólo a apoyarla y me empezó a gustar. Decidí encaminarme por ahí y fui a Bogotá a certificarme árbitro. Cuando volví tenía muchas ideas para mejorar al equipo y para entrenar a un nivel más profesional y lo estamos logrando”.

El encargado de dirigir la fuerza de estas arrolladoras mujeres explicó que “el equipo exige mucho rendimiento físico porque los partidos duran una hora y siempre están en movimiento. Se necesita una gran destreza en patines y la condición para aguantar los 60 minutos de juego. Los ejercicios de entrenamiento se alternan según lo que se requiere: fortalecimiento en piernas, tobillos, cadera, espaldas rectas. A medida que las jugadoras van avanzando se va incrementando el nivel. Usamos obstáculos, conos y entrenamos técnicas para sostenerse en un solo pie, hacer cambios y trenzados”.

 

Los entrenamientos

Juan Pablo explicó que el equipo entrena tres veces a la semana y las jornadas pueden ir de dos hasta cuatro horas. “Cuando se fundó el equipo había tres niñas que patinaban bien y el resto no sabía, todo fueron ganas y empuje. Cada quien ha adquirido su equipo, es decir, protección y patines. Cuando yo empecé también era muy malo pero ya no me caigo”.

Dos de las integrantes de Pink Sucks en posición de arranque durante uno de sus entrenamientos.

Dos de las integrantes de Pink Sucks en posición de arranque durante uno de sus entrenamientos.

“Cuando empiezan a entrenar se permiten patines en línea, esto mientras las jugadoras adquieren la disciplina y entienden los ejercicios. La idea es que en máximo dos meses tengan los paralelos porque la estética del deporte lo exige y por el rendimiento. Una persona en línea supera la velocidad del paralelo. Las maniobras cambian y hay momentos en los que se necesita estacar y emplear el taco y los patines de línea no permiten esto”.

Las reglas

De acuerdo con el entrenador y único réferi certificado de la región, “a pesar de que es un deporte de mucho contacto hay muchas reglas y zonas prohibidas. De los hombros hacia arriba, que son los bloqueos altos, de la rótula hacia abajo o bloqueos bajos. También están prohibidos los golpes en la espalda que es el backblock y los golpes en la cabeza”.

Un personaje dentro de la cancha

Uno de los mayores atractivos con que cuenta este deporte, adicional al despliegue de agilidad y estrategia, es la estética de los looks de los que las integrantes del equipo hacen gala en cada partido.

Él es Juan Pablo Reyes ‘Bellaco’, el entrenador del equipo Pink Sucks y primer réferi certificado de la región.

Él es Juan Pablo Reyes ‘Bellaco’, el entrenador del equipo Pink Sucks y primer réferi certificado de la región.

En el roller derby las jugadoras adquieren un seudónimo con el que son conocidas en el campo de juego. “La estética de este deporte es rocanrolera y punk, adicionalmente combina temas de películas de terror y retro que nos permiten ser muy creativas con nuestros atuendos. La pinta de cada una es referente al alter ego (otro yo) que tenemos en el equipo y es el personaje en el que nos convertimos a las hora de jugar. Esto nos da la oportunidad de vernos más agresivas pero a la vez muy femeninas”, explicaron Saku y Yuya.

 

Buen nivel

“Colombia es número uno a nivel Suramérica y Latinoamérica en este deporte. Este año vinieron seis árbitros internacionales a certificar a los nacionales y nuestro país lleva la bandera número uno en el continente, de tal forma, que serán los referís colombianos los encargados de certificar a de Argentina”.

Aunque los atuendos son seleccionados por las mismas jugadoras, un diseñador de la escena local se ofreció para diseñar sus uniformes.

Aunque los atuendos son seleccionados por las mismas jugadoras, un diseñador de la escena local se ofreció para diseñar sus uniformes.

El futuro de Pink Sucks

A pesar de que este grupo lleva poco tiempo en escena, lo cierto es que la evolución de sus integrantes en cuanto a técnica y agilidad los hace pensar en grande. “Nosotras tenemos el deber de mostrar que esto no es sólo un espectáculo, que es un deporte de liga, de reglas y de preparación física, algo muy serio. Hasta ahora no tenemos el respaldo de ninguna entidad, aunque algunas ligas de patinaje mostraron su interés. Lo cierto es que por ahora estamos buscando al menos el apoyo con un escenario deportivo en el que podamos entrenar porque la idea es participar en el nacional de roller derby que se realizará en diciembre de este año”, expuso la manager de Pink Sucks.

1 comentario

  1. las felicito por ese interes y empuje ojala alguna empresa privada los apoye esto demuestra que se pueden hacer mas actividades para la juventud algo sano y divertido

Enviar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*