Menú de categorías

| Jun 8, 2012 | Gente de Aquí, Portada

“Los perros realmente son el mejor amigo que un hombre puede tener”

Los perritos callejeros tienen sus ángeles guardianes en Cañaveral. Aunque con toda seguridad en otras partes de la ciudad hay personas que también velan por el bienestar de los animales, lo cierto es que Gente de Cañaveral habló con varios habitantes del sector que han decidido invertir tiempo y dinero en recoger perritos de la calle, llevarlos al veterinario, ponerles las vacunas necesarias y curarles cualquier condición que tengan para finalmente encontrarles un hogar.

Cristian Fabián Gómez rehabilita perritos desde que cursaba octavo semestre de Medicina Veterinaria. Foto Laura Rojas / GENTE DE CAÑAVERAL

Cristian Fabián Gómez rehabilita perritos desde que cursaba octavo semestre de Medicina Veterinaria. Foto Laura Rojas / GENTE DE CAÑAVERAL

Un accidente me cambió la vida

Uno de los bienhechores con quien nos encontramos, a quien llamaremos Carlos pues prefirió mantener su nombre bajo reserva, narró la experiencia que lo llevó a convertirse en el mejor amigo de los perritos abandonados.

“Hace cuatro años yo iba manejando por el Anillo vial. Venía despacio y atento cuando vi que un señor se lanzó a la carretera para tratar de cruzar la calle. Yo disminuí la velocidad y el transeúnte, que venía con unos cachorritos que lo seguían, decidió devolverse y esperar para atravesar la vía. Yo seguí mi camino y atropellé a los cachorritos. La verdad no supe cómo quedaron. Hoy día no sé si murieron porque no me devolví y es algo que lamento. Desde entonces no pude ser el mismo. Siempre me habían gustado los animales pero después del incidente no puedo dejar un perro en la calle. Si veo un animal que necesite ayuda no puedo dormir hasta que lo haya auxiliado”.

A pesar del triste comienzo que tuvo esta historia, lo cierto es que hoy Carlos, subgerente comercial de una importante empresa de la zona industrial, habla con los ojos llenos de brillo y felicidad pues asegura que “no sé a cuántos perritos he recogido, deben ser más de cien”.

Un tiempo después del accidente, los hijos de Carlos, un joven y una adolescente, llegaron con una perrita de la calle a la casa. “La perrita tenía un mes y mi hijo la traía debajo de la camiseta, yo les dije que les daba un mes para que le encontraran hogar porque yo no quería tener perros en la casa. Ahora es nuestra consentida y forma parte de nuestra familia”.

‘Gringo’ es uno de los consentidos de Don Pedro. En la fotografía se aprecia el estado en que se encontraba cuando fue salvado. “Estaba que se moría. Tenía un huesito por fuera y aún así los celadores del sector le daban patadas para que se alejara”. Foto Suministrada / GENTE DE CAÑAVERAL

‘Gringo’ es uno de los consentidos de Don Pedro. En la fotografía se aprecia el estado en que se encontraba cuando fue salvado. “Estaba que se moría. Tenía un huesito por fuera y aún así los celadores del sector le daban patadas para que se alejara”. Foto Suministrada / GENTE DE CAÑAVERAL

Dios los hace y ellos…

Carlos explicó que en su empresa ha recibido todo el apoyo que ha necesitado para tener éxito en su propósito. “Muchas de las personas con quienes trabajo han adoptado perritos de los que hemos logrado rehabilitar. Adicionalmente me compran bonos, pues en ocasiones los perros necesitan cirugías costosas y es necesario valernos de los buenos corazones de los demás”.

Este empresario aseguró que uno de los mayores apoyos con que ha contado a lo largo de esta hermosa odisea en la que se embarcó hace ya varios años, proviene de un veterinario, el doctor Bernabé Parra, quien se encarga de rehabilitar a los perritos recogidos de la calle y les proporciona un hogar de paso y alimento mientras les consiguen hogar.

Así luce Gringo ahora. Foto Laura Rojas / GENTE DE CAÑAVERAL

Así luce Gringo ahora. Foto Laura Rojas / GENTE DE CAÑAVERAL

Otro veterinario se une a la causa

Cristian Fabián Gómez Rodríguez, médico veterinario desde hace dos años, comentó que desde que cursaba octavo semestre en la universidad empezó a recoger “animalitos abandonados”.

“Ese cuidado por los animales es algo que uno lleva en la sangre. Mi papá y mi mamá viven en San Vicente y también recogen animales de la calle y les dan hogar. Acá mucha gente me deja perritos o gaticos tirados. Yo mismo los curo si están enfermos, los arreglo, los peluqueo y, si no encuentro a quien dárselos acá, los envío para donde mis papás. Algunas veces les consiguen hogar y otras veces se quedan con ellos y los dejan en la finca. Entre los tres nos colaboramos”.

Cristian asegura que “lo malo es que la gente sólo quiere a los perritos cuando son cachorros, después se convierten en un problema para ellos y lo mismo les da regalárselos a alguien que de verdad quiera a los animales o dejarlos por ahí”.

Los guardianes de los perros coinciden en que son muy agradecidos y demuestran amor y lealtad todo el tiempo. “Ellos entienden que uno les salvó la vida y son maravillosas mascotas”. Foto Nelson Díaz / GENTE DE CAÑAVERAL

Los guardianes de los perros coinciden en que son muy agradecidos y demuestran amor y lealtad todo el tiempo. “Ellos entienden que uno les salvó la vida y son maravillosas mascotas”. Foto Nelson Díaz / GENTE DE CAÑAVERAL

Una vida de servicio

El cuarto personaje con quien nos encontramos, a quien llamaremos Pedro pues también prefirió mantener su identidad bajo reserva, manifestó que lleva “30 años recogiendo animalitos de las calles. Gatos, perros, conejos, palomas, hasta un búho tuve la oportunidad de ayudar”.

“Nosotros fuimos cinco hermanos y en mi casa siempre tuvimos mascotas, mi mamá decía que las mascotas son un filtro y reciben todo el daño que a nosotros pueda pasarnos. Si se nos moría una mascota por la mañana, por la tarde ya teníamos otra”.

Don Pedro asegura que esta situación hizo que inevitablemente él se encariñara con los animales y siempre procurara su bienestar. “Yo pienso que la indolencia de las personas frente a los animales les puede acarrear cosas negativas en el futuro, he visto casos, muchos, de personas crueles que después han pagado en vida el daño que le han hecho a los animales.

Este amante de los animales y gran benefactor vive con su esposa, quien comparte con él esta pasión. “Mi hija, que es médico, también nos ha ayudado y apoyado siempre”.

La idea de estas personas es conformar una fundación que vele no sólo por los derechos de los animales sino que se encargue de recogerlos de las calles, rehabilitarlos y darles un hogar. “Quisiéramos que alguien pudiera prestarnos un espacio, ojalá un lote, mientras empezamos para poder dejar los perritos y gaticos allí mientras se les consigue hogar. La idea es que la mayor cantidad de personas se vinculen de alguna manera y que la gente tenga en su conciencia que cuando quiere una mascota no tiene que comprarla, hay miles de mascotas sin familia que sufren las crueldades de la calle y de quienes desprecian a los animales y esta situación es lamentable, deja ver una de las peores caras del ser humano, la de la crueldad”. Si usted tiene interés en vincularse a esta admirable causa, ya sea donando dinero, ofreciendo un lote que pueda servir de hogar de paso para los animalitos mientras consiguen dueños, o mejor aún, adoptando una mascota, por favor escriba al correo ayudemosperritosdelacalle@hotmail.com o comuníquese con el 301 464 3145.

5 Comentarios

  1. cuando la soledad llega a nuestras vidas, ya sea por la indiferencia de los hijos o familiares, el tener un cachorro a nuestro lado nos da vida, nos brinda alegria y felicidad, es tener una personita en casa, fiel, obediente y solo falta que hablen, gracias a Dios por darme la oportunidad de tener por compañia un ser que me quiere y me defendera a muerte…mi perrita tita.

  2. DIOS BENDIGA ABUNDANTEMENTE LAS VIDAS DE ESTAS PERSONAS POR SU NOBLE LABOR Y ANIMO Y MUCHA FORTALEZA PORQUE USTEDES ESTAN RECIBIENDO MAS AMOR QUE EL QUE SE IMAGINAN….PORQUE ESTOS ANIMALITOS SON LO MAS FIEL Y SINCERO DEL MUNDO

  3. y el hombre si sera el mejor amigo del perro?.la verdad hay muchas personas que amamos los animales pero la ley no castiga aquellos que maltratan a estos seres llenos de lealtad y cariño que solamente les hace falta hablar, la naturaleza es sabia y nos da un ser vivo el cual podemos compartir alegrías y tristezas, es como el amigo que no habla y solo escucha, pero nos queda la duda si en verdad entienden.

  4. Excelente; en lugar de estarle entregando el dinero a las multimillonarias tabacaleras a cambio de cáncer sería mejor contribuir con esta obra.

Enviar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*