Menú de categorías

| Dic 2, 2011 | En estas calles, Portada

Fumar, causa de discordia en conjuntos residenciales

Son repetitivas las quejas por los fumadores que se ubican en balcones de edificios y conjuntos residenciales.

Son repetitivas las quejas por los fumadores que se ubican en balcones de edificios y conjuntos residenciales.

La Ley antitabaco 1335 señala la prohibición al consumo de cigarrillo en  lugares públicos como bares, centros comerciales, restaurantes, tiendas, parques, discotecas, hoteles, entre otros, además la no distribución al menudeo de los productos y publicidad que incite al consumo, medidas  instauradas con la finalidad de proteger la salud.

Fumar cigarrillo ha generado debates en torno a este tema en el que prima el cumplimiento de los derechos colectivos.

Este debate se trasladado a los conjuntos residenciales donde se expone que aunque sea dentro de una propiedad privada en caso de afectar a terceras personas también debe ser reglamentado.

El abogado en propiedad horizontal, Ramiro Serrano Serrano afirma que en torno a “la costumbre que tiene la  gente de fumar en los balcones, y si llega a un piso superior, la ley de propiedad horizontal lo prohíbe porque los bienes comunes deben regirse a los reglamentos de las leyes 675 y la ley antitabaco”.

 

Opiniones divididas

El dilema del consumo de cigarrillo dentro de los recintos de los conjuntos residenciales es algo que se sale de las manos para los administradores y demás participantes en las juntas de los conjuntos.  Para la administradora de  Torres del Portón, Olga Lucía Márquez, este problema se ha tratado en asamblea porque algunos vecinos se sienten afectados. “Es un tema difícil de manejar porque dentro de un área privada es complicado prohibir”, dice la administradora.

Las razones que manifiestan muchos moradores es que cuando una persona decide fumar dentro de la unidad privada el humo de cigarrillo se esparce a los apartamentos vecinos tanto a los primeros y últimos que puede incidir en quebrantos de salud.

El experto  en el tema Antonio José Díaz asegura que la Constitución Política es clara y priman los derechos de los niños sobre los adultos y se deben proteger los derechos y reglamentar las restricciones al consumo en los espacios donde se afecte a los menores o terceros.

Según el abogado Ramiro Serrano, estas leyes han desfavorecido a los fumadores porque “cada día el fumador tienen más restringido el espacio para el consumo de cigarrillo y se podría entrar a reglamentar por medio del reglamento interno avalando un lugar para fumadores”.

 

Propuestas

Estas son algunas de las iniciativas dadas por expertos en el tema y administradores.

 Zona de fumadores

 Con la finalidad de dar solución a este problema y darles también voto a los fumadores, a pesar de las implicaciones que tiene el consumo de cigarrillo para la salud, se ha contemplado proponer una zona para fumadores dentro del conjunto cerrado. Pese a ello Ramiro Serrano sostiene que es poco probable darle favorabilidad a este tipo de proyectos. “Se han generado unas normas que restringen ciertos derechos. Todos estos obstáculos llevan específicamente a elaborar una política por medio de represión que lleva a evitar el consumo de cigarrillo”.

Más controles

Otra solución es que la Alcaldía cumpliera con los comparendos ambientales para que dejaran de fumar o no afecten a los vecinos, así lo manifiesta la administradora del Conjunto  Belhorizonte V, Olga Lucía Londoño quien además asegura que no es viable construir un espacio para fumadores dentro de las instalaciones del conjunto.  “La única alternativa es fumar en el apartamento con las ventanas cerradas. No estoy de acuerdo con que se otorgue una zona porque el aire afectaría a la persona que tuviera que hacer el mantenimiento”.

 Medidas preventivas

Al respecto la médica Alice Amanda Acero González plantea unas medidas personales tanto para los fumadores y sería una buena opción para evitar el riesgo de sufrir asma, rinitis y enfermedades respiratorias como fumadores pasivos. Estas son algunas de las medidas:

•   Tratar de fumar en lugares abiertos.

•   No fumar en recintos cerrados ni con personas que les moleste el humo del cigarrillo o tenga afecciones respiratorias.

•   Evitar el contacto con personas que estén fumando.

•   Cerrar la puerta o la ventana para tratar de aislar humo.

 

1 comentario

  1. Hola, se trata del eterno dilema en las comunidades de propietarios, ¿dónde se ha de establecer el límite?. En mi opinión existe un vacío legal, la norma debiera ser más concreta y específica, su ambigüedad hace que se produzca este tipo de conflictos.

    Saludos cordiales,

    Lola

Enviar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*