Menú de categorías

| Oct 14, 2011 | Gente de Aquí

Adriana y Javier, sueños que sí se cumplen

Con 30 artistas en escena se trabaja en el montaje navideño que prepara la pareja conformada por Adriana y Javier.

Con 30 artistas en escena se trabaja en el montaje navideño que prepara la pareja conformada por Adriana y Javier.

Hace más de 20 años, cuando Adriana Angarita y Javier Mantilla se conocieron, Adriana le propuso a Javier crear un espectáculo de arte, música, danza y, por supuesto, un lindo mensaje para transmitir.

Sin embargo, solo ahora lo están cumpliendo, convencidos de que todo sucede cuando sea la voluntad de Dios.

Ellos, residentes del sector, aceptaron hablar con Gente de Cañaveral sobre este sueño que se convertirá en realidad este diciembre y que está muy ligado a su historia de amor.

 Competencia sobre escena

Antes de vivir una historia de amor, Adriana y Javier tuvieron una relación de competencia sobre escena. Ambos eran los preferidos por los colegios para que montaran las coreografías de interclases y otro tipo de espectáculos.

Sin embargo, para Javier, músico de la UIS y miembro de la compañía de Jazz Ballet de Ana Inés Barragán, era casi una ofensa que una mujer como Adriana, sin su formación profesional, pero con una enorme creatividad, le ganara en este tipo de concurso.

La inclinación de Adriana por montar coreografías y shows comenzó en su época de estudiante del Colegio de la Santísima Trinidad (Las Pachas).

“Tuve la fortuna de ser fundadora de Cañaveral, eso me dio la posibilidad de crecer en un mundo con mucha libertad. También desde muy niña viajé y esto me abrió los ojos a espectáculos tipo Broadway y entonces a pesar de que no tenía formación en música, era más creativa y eso le daba fuerza las presentaciones”, recuerda Adriana.

A pesar de los pequeños disgustos de Javier, él admiraba y aún lo hace, el trabajo de Adriana. Por eso, cuando las directivas de Las Pachas propusieron que los dos realizaran el montaje de los 50 años, no dudaron en trabajar juntos.

Amor en medio del trabajo

Cinco años después se reencontraron en la Unab. Adriana es administradora de empresas y la universidad buscaba un profesional en este campo para que dictara ‘creatividad empresarial’.

Al lugar llegó Javier, quien para ese entonces también se había encaminado en el mundo de la administración y el empresarismo, contactado por otra persona para hacerle perder el puesto a Adriana.

El resultado fue contrario y de hecho fueron seleccionados como jefes de la oficina de eventos de la facultad de Administración de la institución.

De este trabajo no solo quedó el recuerdo de ‘Días Unab’, organizado por ellos, sino la seguridad de que eran muy buen equipo y que podían trabajar juntos.

 En busca del sueño

Adriana, Javier, Rafael y Paola trabajan en este proyecto desde hace más de un mes.
Adriana, Javier, Rafael y Paola trabajan en este proyecto desde hace más de un mes.

Los que no conocen de cerca a Adriana y Javier, no pensarían que esta mujer que dedica parte de su tiempo a la administración del negocio familiar, que montó su propia empresa de elementos corporativos y es madre de dos niñas, tiene por hobby el montaje de espectáculos (como los que ayuda a realizar hace 10 años en la Academia Duncan) y escribir inspirada en historias reales.

Tampoco sospecharían de Javier: docente de la UPB y de la Unab de materias como empresarismo e identidad, respectivamente. Él es el encargado de realizar las coreografías en este tipo de espectáculos.

Este año por un trabajo de su hija mayor en Aldeas Infantiles SOS, surgió la idea de un nuevo espectáculo.

Por eso pensaron que podrían presentar para Navidad un show al estilo de los musicales de Missi que transmitiera un mensaje de esperanza y fe.

 Un mensajero para esta Navidad

Javier contactó a su compañero de estudio y gran amigo Rafael Suescún, director del coro de la Unab, quien aceptó de inmediato. A este grupo se les unió Paola Cristiana Arias, voz principal de Trapiche Molé, amiga de ellos también. Y Gloria Sarmiento, socia y amiga de Adriana.

“Somos un equipo pequeño, pero todas necesarias. Yo soy como la que los impulsa a todos porque soy la directora artística, es decir, escribí el guión e inventé la idea de espectáculo.

“Rafa hace la dirección musical, es decir, hace la producción de las canciones, cómo se graban las pistas y toda la masterización. Paola hace la dirección coral, es decir, es la persona que dirige a los que cantan, les enseña las letras y la musicalización. Javier tiene a su cargo toda la dirección coreográfica y escénica, es decir, tiene que decidir cómo sale cada escena, cómo debe continuar la otra teniendo como base lo producido por los demás. Y ‘Goyi’ ayuda a vender el espectáculo”, comenta Adriana.

Desde hace más de un mes este equipo y empresa, llamada Rhapsodia, le está dando vida y forma a ‘El Mensajero de la Navidad’, como se llamará la obra, ensayando en el Centro Cultural de Oriente. Saben que se presentarán durante diciembre en el Teatro Corfescu.

Comentarios

  1. Liliana Rueda dice:

    Que bien por los dos! sigan soñando por muchos de nosotros y haciendo realidades para miles mas! Los felicito.

  2. Sandra Milena Bohorquez dice:

    Adriana y Javier nunca dejen de soñar….gracias por permitirme hacer parte de este » su sueño» a traves de mi hija, para ella sera una experiencia muy enriquecedora….todo va a salir fantastico….un beso

  3. Adriana, miles de exitos en este proyecto.
    Cuenta con el apoyo de nuestra empresa y de antemano te enviamos la mas grande de enrgia en la puesta de escena y ejecucion de esta obra.