Menú de categorías

| Jul 29, 2011 | Tendencias

No quede mal con sus invitaciones

Conozca la etiqueta en las invitaciones para que no haga que sus invitados sufran con el evento.

Etiqueta para las invitaciones a eventos sociales.

Recibir una invitación a un matrimonio o cualquier otro evento social se convierte para muchos en un verdadero dolor de cabeza.

Es que aunque lo importante de estas celebraciones es el poder compartirlo con las personas más cercanas, algunas indicaciones ponen en aprietos a los invitados.

Mucho se ha dicho sobre la etiqueta a la hora de vestir o al momento de poner la mesa.

Sin embargo, poco se conoce sobre lo que sugiere la etiqueta en cuanto a lo que debe tener una invitación.

María Cecilia Sáenz Gómez, directora de Protocolo Empresarial MCS, organización especializada en la asesoría en protocolo y etiqueta a empresas y personas, explica cómo funciona la verdadera urbanidad.

Los costos

Este es un ejemplo de lo que comúnmente sucede:

La experta señala que estas fechas especiales no se pueden convertir en una forma de medir cuánto vale cada amigo o familiar.

Haga que sus invitados disfruten compartir con usted este evento social.

Las cuentas de María para el matrimonio de su prima salían más largas de lo esperado.

Para el regalo, que era “lluvia de sobres”, le tocó poner los mismos $150 mil que pusieron cada uno de sus amigos.

Además asistió a cuatro showers con cuotas de $25 mil, a los cuales, si se excusaba, de todas maneras le pedían la cuota.

Sumó el costo del vestido largo que tuvo que comprar, el alquiler del esmoquin del esposo, y el salón de belleza.

“Las fechas especiales no se pueden convertir en una forma de medir cuánto vale cada amigo o familiar, y lo que es más triste, algo tan agradable como acompañar a los amigos y seres queridos en los eventos importantes se está convirtiendo en un angustioso dolor de cabeza”, afirma la experta.

Lo que no se debe hacer

* No se deben hacer showers en los que hay que invertir mucho dinero. Los regalos de los showers deben ser sencillos: una camiseta, un babero (en los de bebés); una salsera, una sartén (en los de matrimonio).

* No se deben hacer listas de regalos para baby showers o nacimientos. Los showers, como ya dijimos, son para dar cosas sencillas. Cuando el bebé nace, quienes lo van a conocer tendrán la cortesía de dar algo acorde con su presupuesto. Lo demás, es obligación de quienes lo trajeron al mundo.

Reucerde que la lista de regalos solo está bien vista en los matrimonios para conservar el mismo estilo en todos los elementos.

Lo importante de estas celebraciones es el poder compartirlo con las personas más cercanas.

* No se deben hacer listas de regalos para la casa nueva. Si usted invita a alguien a su nuevo hogar, a esa persona se le ocurrirá llegar con algún obsequio.

* No se deben sugerir lluvias de sobres para primeras comuniones, quinceañeras o grados. “Es que ella necesita un computador”. En ese caso, que ahorren ella o sus padres. Pero es de muy mal gusto satisfacer sus necesidades con la plata de los amigos y familiares.

* No se deben sugerir lluvias de sobres para matrimonio. “Es que quieren comprar una nevera de dos puertas”. Antes de fijar la fecha del matrimonio, los novios deben prever tener las cosas necesarias, de lo contrario deberían aplazar la boda. Pero es una grosería amoblar la casa con el bolsillo de sus invitados.

Algunas excepciones

*Las listas de regalos solo se admiten en los matrimonios. La razón es que no se repitan las cosas y tengan todos los elementos el mismo estilo.

*Las lluvias de sobres son válidas únicamente cuando la pareja se va a vivir a otra ciudad o a otro país. Debido a que el transporte de los regalos sería muy costoso.