Menú de categorías

| Mar 4, 2011 | Qué pasa?

Con firmas comunidad pidió seguridad en la Paralela

El mayor Mujica llegó pasadas las 7 de la noche por lo que antes la reunión fue liderada por el teniente Puente quien simbólicamente también recibió las firmas.

La Policía recibe las firmas

El ataque con puñal a un joven de 18 años, residente del sector, que quedó en medio de una riña en la que no tenía parte y que después fue objeto de un robo, fue la gota que colmó copa de la paciencia de los residentes de los conjuntos ubicados sobre la paralela de El Bosque.

Y aunque el hecho, que no dejó víctimas mortales, ocurrió el pasado 28 de enero dio pie para poder hacer lo que venían pensando desde hace algún tiempo: recoger firmas para pedirle a la Policía mayor presencia en el sector.

Y lo cumplieron. El pasado martes 1 de marzo la comunidad, encabezada por residentes del conjunto Parque Campestre, le hicieron entrega al Mayor Wilmar Mujica, comandante del segundo distrito de Floridablanca, más de 200 firmas de residentes de la zona.

Básicamente lo que le pedimos a la Policía es que tengamos una mayor presencia de ellos en el lugar porque los robos, atracos y todo tipo de ataques a residentes se presentan a cualquier hora del día y realmente es difícil salir de aquí” afirma Trinidad Martínez, una residente del lugar.

Y aunque esta es una situación que viven todos los conjuntos de la paralela, el caso de Parque Campestre y Condado Campestre, es bastante particular pues cualquiera de los puentes para acceder a Metrolínea les queda a más de tres cuadras en medio de montes, mala iluminación y soledad.

La paralela de El Bosque es una de las zonas peligrosas para los peatones.

La paralela es una de las zonas peligrosas

“Si queremos salir para acceder al sistema o para cualquier bus se necesita caminar un largo trecho y no contamos con la presencia de Policía para que nos dé mayor seguridad” afirma por su parte Patricia Serrano, otra residente del sector, para quien uno de los focos de inseguridad está en el monte ubicado al frente de Parque Campestre donde los delincuentes aprovechan para esconderse.

Familias deben responsabilizarse

Además de la presencia de drogadictos y ladrones, la comunidad denuncia también que muchos de estos actos son cometidos por residentes de estos conjuntos.

“Son jóvenes que sacan sus carros, toman en las calles y luego empiezan a formar peleas con cuchillos o con lo que tengan a la mano” señala Patricia.

Por tal motivo invita a las familias a que también se haga un control en este tema, pues muchas veces la Policía hace presencia pero no se puede hacer nada cuando entran de nuevo al conjunto.

Policía responde

Luego de recibir la información de parte de la comunidad, el mayor Wilmar Mujica señaló que todo el sector entrará a ser estudiado por la Policía para conocer más a fondo el problema que está viviendo y así darle una respuesta más efectiva.

“Nos pidieron más presencia de la Policía  e intentaremos traer un CAI móvil para esta zona. También se van a destinar patrullas para que se ubiquen por la paralela en horas pico y en horas en las que se producen más robos” afirmó el Mayor.

El oficial aseguró que estas patrullas comenzaron a funcionar desde el pasado jueves, pero que la llegada del CAI se demorará un poco más.

Añadió también que se les dio los teléfonos del CAI más cercano  a la comunidad y señaló que en ese cuadrante hay seis policías las 24 horas del día.

Sin embargo, una de las propuestas más grandes para contrarrestar la toma de las calles por parte de jóvenes, serán las requisas y toma de datos de todas las personas que se encuentren allí para saber quiénes son y de dónde son.

“De esta manera tendremos identificación de las personas que frecuentan el lugar y a los que no residen allí también se les hará seguimiento” finalizó el mayor Mujica.

Enviar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*