Menú de categorías

| Mar 11, 2011 | Punto de vista

Cañaveral puede poner alcalde

Fabio Eduardo Peña, Editor de GENTE CAÑAVERAL

Fabio Eduardo Peña, Editor de GENTE CAÑAVERAL

Es hora de que Cañaveral se haga sentir como fuerza electoral, independientemente de por quién se quiera votar.

Es el momento de que la ciudadanía tome partido y se vuelque a las urnas, no sólo para votar, sino para evitar que otros sigan eligiendo por ellos.

Durante las últimas elecciones ha sido frecuente encontrarse con que un gran porcentaje de quienes residen en esta parte del área metropolitana sufragan en Bucaramanga.

¿A cuento de qué?

Algunas personas dicen que es que trabajan en Bucaramanga, o que no ven buenos candidatos en Floridablanca.

Así, dejan en manos de unas minorías la escogencia de alcaldes y concejales, lo que ha llevado a lo que hoy vemos.

Los más recientes acontecimientos registrados en la denominada capital dulce de Colombia ha hecho que todo sepa amargo.

Lo ocurrido con los dos últimos alcaldes debe poner a pensar a la población que habita en esta zona, especialmente a quienes residen en Cañaveral y sus alrededores, donde se cuenta una gran masa con el poder del voto.

Ahora que hay inscripciones de cédulas es hora de que quienes tienen su cédula inscrita en Bucaramanga pero residan en el sur, cambien de puesto de votación para así tener la posibilidad de elegir a quien va a gobernar en su municipio.

En Cañaveral y sus alrededores habitan cerca de 60 mil personas, de las cuales un alto porcentaje es mayor de edad.

Si tenemos en cuenta que en las elecciones pasadas el alcalde Eulises Balcázar resultó elegido con 26 mil votos, es posible que Cañaveral pueda decidir en buena parte quién será su sucesor.

Solo hay que tomar conciencia y votar donde nos corresponde.

1 comentario

  1. tiene razon pero sera que hay un candidato que valga la pena, lo mejor seria que los mismos habitantes de cañaveral propusieran el candidato asi van a la fija,y de todas maneras no se olviden de las minorias pensantes, es decir la gente de escasos recursos.

Enviar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*