Menú de categorías

| Oct 16, 2010 | Columnistas

Espacio público en caos

Banar Monte De Oca, columnista de GENTE

Banar Monte De Oca

¡Espacio público! problema de hoy, mañana y siempre. Es el escenario de la interacción social cotidiana.

Los espacios públicos son libres y gratuitos. Lugares donde cualquier persona tiene el derecho a circular a cualquier hora del día y de la noche. Tiene además una dimensión social, cultural y política.

El espacio público supone dominio público, uso social colectivo, abarca las vías de circulación abierta como calles, andenes, parque, plazas y carreteras, cuyo suelo es propiedad pública.

Ninguna persona está en facultad para ocupar estos espacios con el objetivo de establecer negocios de ventas ambulantes. Con el agravante de apropiarse de ellos e incluso cobrar altas sumas de dinero por ceder los derechos a terceras personas.

El espacio público es exclusivo para el libre tránsito de personas y su importancia en la calidad de vida de las personas no es un tema nuevo.

¿Qué tanto hacemos nosotros por mejorar nuestra calidad de vida en Bucaramanga y su área metropolitana?

Porque sin duda los espacios públicos son cada vez más reducidos. Ya no se puede transitar. Las ventas callejeras invaden sin control los espacios de libre tránsito peatonal.

Se necesita con urgencia que las autoridades competentes hagan desalojar a los invasores a toda costa. Pero también que se realicen más campañas pedagógicas para lograr un cambio de conducta en la comunidad.

Los Gobiernos Municipales deben, y es su obligación, reubicarlos en lugares en donde no afecten los derechos al libre tránsito. Aplicarles mano dura a los reincidentes, decomisarles sus mercancías, si es necesario, a los que desacaten las órdenes e incluso aplicar ejemplares multas a los que infrinjan la ley.

¡Basta ya de tantas carretas con megáfonos que invaden y contamina la ciudad!

Se acerca Navidad y ya comienza el caos de movilidad peatonal con las ventas callejeras que se apropian de la ciudad ante la mirada impotente de las autoridades.

Por: Banar Monte de Oca