Menú de categorías

| Mar 1, 2019 | Tendencias

Cuando debemos decirle adiós a una mascota

La eutanasia es una de las opciones que tienen los dueños de mascotas para evitar el sufrimiento incurable de este animalito.  - Banco de Imágenes /GENTE DE CAÑAVERAL

La eutanasia es una de las opciones que tienen los dueños de mascotas para evitar el sufrimiento incurable de este animalito. – Banco de Imágenes /GENTE DE CAÑAVERAL

Decirle adiós a una mascota es una decisión difícil, porque se ha convertido en un integrante más de la familia; así es, esa bolita de pelos que cada vez que te ve y te demuestra su cariño lamiéndote, batiendo la cola, ronroneando, dando brincos y corriendo, es muy importante en tu vida.

Pero, que se debe tener en cuenta para llegar a decidir el momento de la eutanasia?

De acuerdo con la información suministrada por la médica veterinaria Laura Sánchez, por lo general el profesional indicará el estado de salud del paciente y si tiene una enfermedad que no tenga cura, es ahí cuando se podría contemplar esta posibilidad y así evitar que sufra. “Cuando ya no juegue e interactúe con las personas que están cerca, cuando se genere lesiones en su cuerpo como por ejemplo si es un paciente que por un daño neurológico convulsione y se golpee, o no pueda caminar y se arrastre por el piso lastimándose sus extremidades o cuando son pacientes que deben estar conectados a un equipo de soporte vital para poder sobrevivir o deben estar con sondas que le permitan comer, hacer sus necesidades fisiológicas o cuando las mascotas son de edad avanzada, también se debe tener en cuenta si tienen la calidad de vida de antes, porque con el paso de los años sus capacidades cognitivas se deterioran”.

Los profesionales recomiendan acompañar hasta el último momento a su mascota. - Banco Imágenes /GENTE DE CAÑAVERAL

Los profesionales recomiendan acompañar hasta el último momento a su mascota. – Banco Imágenes /GENTE DE CAÑAVERAL

Agregó que “a los propietarios cuando están en la clínica con sus pacientes se les entrega una valoración del estado de salud de su mascota. Algunos pedirán que lo dejen descansar, otros pedirán llevarlos para la casa para que en compañía de la familia pase sus últimos momentos al lado de las personas que lo quieren. En cualquier lugar ya sea la veterinaria o la casa, siempre será difícil y eso todo mundo lo sabe, inclusive para el veterinario. En nuestro diario vivir tenemos pacientes de consultas, cirugía, vacunaciones, guardería, hospitalización, y resulta difícil cuando llega el amo solicitando la eutanasia para su mascota. Es triste aceptar que la mascota que los ha acompañado tenga que partir, pero para ellos debe quedar el consuelo que les regalaron el mejor tiempo, que así ellos dejaran de sentir dolor, que aunque parten tan pronto y su vida es tan corta, el tiempo que estuvieron a su lado fue para ellos el más feliz”.

Señaló además: “siempre aconsejo que cuando llega el momento de la eutanasia, por lo menos que uno de los propietarios esté presente con su mascota, pues ellos están con miedo, asustados, saben que algo va a pasar y el sentir que su dueño está a su lado hasta su último suspiro les permite tener más paz al momento de descansar”.