Menú de categorías

| Dic 14, 2018 | Nuestra Gente, Portada

Futsenior, un proyecto que busca fortalecer los lazos de amistad

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En Cañaveral se sigue promoviendo el deporte con Futsenior, nuevo estilo de entrenamiento para adultos con clases dirigidas y grupales para profesionales, padres de familia y demás personas que desean adquirir hábitos saludables a través de la práctica del fútbol.

“No es solo llegar a una cancha y entrar a jugar, es realizar trabajos preventivos, físicos, técnicos-tácticos, estiramientos y todo el tema de acondicionamiento deportivo al mejor estilo de los equipos profesionales”, manifestaron los organizadores.

Es una idea que nació de personas de este sector de Cañaveral como Carlos Garavito y miembros del Atlético Cañaveral, como también de padres de familia de colegios de la zona, quienes a pesar de competir en algún torneo solo los fines de semana requerían de un entrenamiento y mejoramiento de sus condiciones en todos los aspectos.

Es así como se programaron estos entrenamientos los lunes de 8:00 a 10:00 de la noche. Las personas interesadas en participar pueden obtener información en instagram: @fut+senior

Sobre el Atlético Cañaveral

El Atlético Cañaveral nació en 1990 de la mano de un grupo de amigos de Cañaveral y vecinos. Tenían entre 12 y 17 años cuando se lanzaron a participar en sus primeros campeonatos infantiles y juveniles. Su entrega y dedicación los llevó a constituir legalmente el Atlético Cañaveral con el apoyo de Jorge Ernesto Ramoa, gran insignia y leyenda viva del fútbol argentino y colombiano, quien también residía en este sector. “Con él se inició este sueño de jugar partidos de liga, campeonatos de más nivel que las recochas de barrio. Se crearon estatutos, propios de un equipo organizado”, manifestó Anderson Gómez, miembro del Atlético Cañaveral.

Más que un equipo de fútbol, este se ha convertido en un grupo de cómplices y grandes amigos.

Y es que ya han pasado 28 años desde que a esta “tropa” de adolescentes les surgió la idea de organizarse y prepararse físicamente para representar a su sector.

Con el paso del tiempo, ya mayores y con nuevos amigos también del sector, nació una idea que se llama Futsenior, un proyecto que busca fortalecer esos lazos de amistad.