Menú de categorías

| Sep 14, 2018 | Nuestra Gente, Portada

La historia de amor y apoyo de la Gerente de Cañaveral

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A propósito de la celebración de Amor y Amistad, la revista Gente presenta la historia de la empresaria Martha Leyder Bautista Lasprilla, quien desde hace 10 años se desempeña como gerente del Centro Comercial Cañaveral, uno de los lugares más característicos de este sector. También es la representante de la mesa sectorial de centros comerciales en la Junta Directiva de Fenalco, desde hace dos años.

Ella habla de su faceta como esposa y madre, porque además de ser reconocida por su trabajo, se considera una mujer cariñosa, condescendiente y entregada 100% a su familia. “Somos tradicionales, unidos y compartimos vivencias día a día. Tenemos momentos muy felices y también dificultades superadas con amor y apoyo”.

Su historia

de amor

Martha Leyder Bautista Lasprilla lleva 22 años casada con el abogado Luís Alfonso Jaimes Plata, quien vio en ella a una “persona equilibrada emocionalmente, especial, muy conversadora y cariñosa”.

La historia de amor de esta pareja comenzó cuando ella tenía 18 años y empezaba su carrera de comunicación social. “Nos hicimos amigos, íbamos a cine, salíamos, pero no funcionó; fue como tres años después que nos volvimos a encontrar y ahí si nos hicimos novios en serio y a los dos años nos casamos. Nos presentó un amigo que en ese momento era pretendiente mío, él lo llevó a mi casa (a mi esposo) porque necesitaba que alguien le ayudara a empacar un regalo, era un libro, que en ese momento dijo que era para su mamá, cosa que ahora que lo pienso, no creo. Luis Alfonso le pidió después mi teléfono a su amigo y tiempo después me contó que habían discutido un poco por este hecho, pero que finalmente accedió a dárselo y me llamó.

Un año después ese amigo falleció y nos quedó un gratísimo recuerdo de él”, recordó la Gerente del Centro Comercial.

En su memoria aún tiene presente la propuesta de matrimonio, la cual describió como “muy formal y romántica”. Se hizo en un restaurante elegante y con anillo de compromiso en mano. “Yo ni siquiera dije que lo iba a pensar, respondí que sí inmediatamente y a los 8 meses nos casamos en San Gil. Fue un matrimonio de cuento de hadas, un vestido soñado, muchos invitados y fiesta hasta el amanecer”.

Aseguró que lo que la enamoró fue que siempre estaba muy pendiente de mí y yo sentía que él realmente estaba enamorado de mí, siempre ha sido detallista y muy educado. Además me gustaba la armonía de su familia de origen y eso me daba confianza”.

Para los dos, el secreto de un buen matrimonio tiene que ver con la buena “comunicación y la tolerancia”, porque “todo lo analizamos y conversamos, nos contamos todo; respecto a la tolerancia, es muy importante porque uno debe aceptar a esa persona con sus defectos y cualidades, con sus aciertos y errores; por esa razón es que hay tanto divorcio, porque a la menor frustración o dificultad ya deciden separarse. También es importante disfrutar buenos momentos, pero esos momentos debemos generarlos, planearlos en la medida de las posibilidades”.

Comentaron que los aniversarios siempre los celebran en familia (los cuatro). “Salimos a un restaurante y allá hablamos de todo lo que pasó en el año, hacemos como una evaluación. La celebración de los 20 años fue muy especial, con serenata y un viaje sensacional”.

La admiración

La admiración de la Gerente del Centro Comercial Cañaveral por su compañero de vida es evidente, al asegurar que él desempeña su cargo con mucha pasión: “admiro que sabe mucho sobre el tema que maneja en su rol profesional, lo he visto prepararse y trabajar todos los días. Es abogado de Representación Externa en la Dian Bucaramanga, cargo bastante exigente en formación Tributaria Aduanera y Cambiaria”.

Por su parte, Luis Alfonso manifiesta que de su esposa admira la facilidad que tiene para desenvolverse en distintos contextos laborales, la capacidad de desempeñarse y de relacionarse con la gente. “Todo esto, en gran medida, depende mucho de su fortaleza humanística”.

En cifras

22

años de casada lleva la gerente del Centro Comercial Cañaveral con el abogado Luis Alfonso Jaimes.