Menú de categorías

| Ago 31, 2018 | En estas calles, Portada

Quebradas Suratoque y Zapamanga, áreas protección de Cañaveral

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Aunque en Cañaveral no existen reservas forestales o áreas protegidas declaradas como tal por la autoridad ambiental, en este sector si se encuentran dos fuentes hídricas que por norma son áreas de protección.

Se trata de la quebrada Suratoque y Zapamanga, las cuales cumplen la función ecológica de protección. Las dos son afluentes del Río Frío y hacen parte de la estructura ecológica urbana.

Según el director técnico Ambiental de Floridablanca, Nelson González, en este municipio “la contaminación es causada casi siempre por acciones humanas, el manejo inadecuado de residuos y conexiones erradas, porque esto modifican las condiciones óptimas de los cauces de quebradas, lo cual puede conllevar tanto al agotamiento del recurso hídrico como a la alteración de la calidad de vida humana”.

Características

La quebrada Suratoque tiene una longitud de 2.5 kilómetros y pasa por los barrios García Echeverry, Bucarica, Lagos II, el sector de Cañaveral entre otros. Haciendo su recorrido por la carrera 3 y la calle 38, se presencian zonas residenciales cercanas a la cañada en su mayoría.

La Zapamanga tiene una longitud de 5.4 kilómetros, pasa por los sectores de Molinos, Molinos Bajos y el Club Campestre. Haciendo su recorrido por la carrera 14, 29 y 14, se ven zonas residenciales cercanas a la cañada en su mayoría.

De acuerdo con la categoría de corrientes hídricas, las dos son afluentes hídricas de segundo orden, es decir, que son derivados de los sistemas primarios, en este caso del Río Frío.

Algo de flora

Cañaveral tiene especies propias de la zona de vida bosque basal seco tropical y bosque subandino, las cuales están representadas por árboles aislados, manchas boscosas y rastrojos: Anacos, Búcaros, Caracolí, Guayacanes, Gallineros, Oitís, Yarumos, Matarratón, Mamones, Sarrapios, Mangos, Guaduas, Ficus, Cauchos, Higuerones, Guácimos, Cucharos, Gaques, Palmas, Almendros, Ceibas bruja, Cacao monte, Acacia roja, Lluvia de Oro, entre otros como elementos principales que protegen las rondas hídricas del municipio.

Algo de fauna

En estos sectores se encuentran murciélagos, faras o zarigüeyas. La zona también se ha convertido en el hábitat de ardillas e iguanas.

Entre las aves que habitan en este territorio se pueden observar: Cabecirrojo, Atrapamoscas, Tángara rastrojera, Azulejo común, Columpio, María Mulata, Reinita Acuática, Mirla Ventriblanca, Espiguero Pizarra, loro, Gallinazo Negro, Chulo, Colibrí Ermitaño, Tángara Real, Colibrí Verde, Cúchiga, Tiranuelo Silbador, Mielero Común, Paloma parquesa, Garrapatero, Copetón, Canario Ribereño y Jilguero o Eofonia.