Menú de categorías

| Jul 19, 2018 | En estas calles, Portada

Paseadores de perros, un oficio que se debe reglamentar

Los paseadores de perros deben estar comprometidos con el oficio y velar por el bienestar de  los animales.  - César Flórez/GENTE DE CAÑAVERAL

Los paseadores de perros deben estar comprometidos con el oficio y velar por el bienestar de los animales. – César Flórez/GENTE DE CAÑAVERAL

¿Es usted una de las personas que vela por el bienestar y el cuidado de su perro, pero que por falta de tiempo se ve obligado a contratar el servicio de paseadores caninos?

Pues bien, tenga mucho cuidado porque este oficio a veces es ejercido por personas particulares que por falta de conocimiento de animales y de las normas, podría estar afectando la salud física y mental de su mascota.

Existen otros, que aunque no exista un reglamento formal, cumplen y procuran ofrecer un servicio de la mejor calidad.

Los paseadores  están obligados a recoger las heces de los perros mientras cumplen su recorrido.  - Élver Rodríguez/ GENTE DE CAÑAVERAL

Los paseadores están obligados a recoger las heces de los perros mientras cumplen su recorrido. – Élver Rodríguez/ GENTE DE CAÑAVERAL

La revista Gente Cañaveral consultó a Orlando Beltrán Quesada, director de la Asociación Defensora de Animales y la Naturaleza (Adan) para hablar sobre los requisitos que deben cumplir estas personas

¿En Colombia y específicamente en Bucaramanga, quién regula la labor de los paseadores de perros?

“No existe ninguna norma en el ámbito nacional o territorial que reglamente esta actividad, que debe ser catalogada como oficio y reglamentada para evitar tantos atropellos y desmanes por parte de quienes solo ven en ella una forma de lograr unos ingresos y para garantizar un trato adecuado a los perros.

En Bogotá, entre 2010 y 2017 ha habido 6 intentos de normatizar la actividad de paseadores de perros a través del Concejo Distrital, y si bien fue aprobado un proyecto en ese sentido en septiembre de 2017, aún no se ha reglamentado.

Considerando que sabemos que hay algunos paseadores –pocos- que cumplen con unas condiciones para pasear perros, en barrios como Cabecera y Cañaveral ha habido denuncias por maltrato y por exceso de animales. Hemos contado a veces hasta 14 animales de diferentes razas y tamaños conducidos por una sola persona. Esto, no solo complica extremadamente el manejo de los animales y la recolección de sus heces, sino que obviamente no disfrutan del paseo de forma adecuada, siendo fuente de mucho estrés para toda la manada.

Nunca debe un paseador llevar más de 6 perros y estos deben ser del mismo tamaño, edad y estado físico similar. Obligar a un perro dominante a juntarse con uno con alto grado de vulnerabilidad o temor, es motivo de mucha angustia y eso denota irresponsabilidad de dicho paseador, que jamás puede excusarse en falta de conocimientos. Confiar el perro de la familia a un extraño es tanto como dejar un bebé en manos de una cuidadora de niños, para lo cual no pueden cerrarse los ojos y dejarse llevar por las apariencias o las palabras bonitas…”

¿Cuáles son los lineamentos básicos que deben cumplir los paseadores de perros para desarrollar correctamente su labor?

“Es muy importante que en la reglamentación que se haga de este oficio, se cumplan unos perfiles y requerimientos en las personas que la desarrollan y que a nuestro juicio deberían ser:

Evaluación sicológica para establecer el grado de compromiso emocional con los animales. La ética debe prevalecer sobre cualquiera otra consideración básica. El amor por encima de la necesidad económica. Paciencia, afabilidad, tranquilidad, confianza y seguridad en sí mismo”.

¿Existe algún tipo de certificación para las personas que se dedican a esta labor? sino lo hay, ¿conoce de alguna propuesta que se esté adelantando al respecto?

“Dado que no existe una entidad responsable que se encargue de dar los primeros pasos para que esta actividad se reglamente en forma adecuada, Adan está interesada en ello.

Y es que a través de una selección de personal adecuado, de una capacitación previa y un control de los servicios que presten los paseadores de perros que quieran comprometerse a trabajar éticamente, puede llenarse este vacío que hay en la ciudad, buscando ante todo el manejo amoroso y dedicado de los perros, el cuidado medio ambiental y la tranquilidad de los dueños”.

¿Ante qué entidad puede denunciar una persona que evidencie maltrato animal por parte de un paseador de perros?

“En principio y de acuerdo con las leyes 84/89 y 1774/16, todo maltrato debe ser denunciado ante un inspector de Policía o ante un Fiscal si hubiere daño grave o muerte.

La Policía Ambiental puede recibir estas denuncias y está capacitada para atenderlas y tramitarlas, aunque el trabajo que actualmente tiene en materia de atención a toda clase de delitos ambientales es muy grande. El artículo 59 de la Ley 84/89 también permite que entidades dedicadas a la protección animal (ONG animalista) también tramiten estas denuncias”.

En cifras

5

mil pesos aproximadamente cobran los paseadores por una hora y media de recorrido.