Menú de categorías

| Ene 19, 2018 | Portada, Qué pasa?

Persisten problemas por exceso de ruido en Cañaveral

Habitantes de la carrera 26 se quejan por el exceso de volumen en algunos locales comerciales del sector.  - Fabián Hernández /GENTE DE CAÑAVERAL

Habitantes de la carrera 26 se quejan por el exceso de volumen en algunos locales comerciales del sector. – Fabián Hernández /GENTE DE CAÑAVERAL

Pese a los controles que realizan las autoridades en el sector de Cañaveral para mitigar los problemas de convivencia ciudadana, el ruido que emiten algunos establecimientos nocturnos sigue siendo una de las principales molestias en el sector.

La queja más frecuente es que se exceden los decibeles de sonido hasta altas horas de la noche. “Los negocios están ubicados cerca de conjuntos y viviendas donde es imposible descansar, especialmente los fines de semana, porque el alto volumen dificulta dormir”, manifestó Mariano Ortiz, residente de la zona.

Agregó que sobre la carrera 26 con calles 32 y 33 habitan muchas personas de la tercera edad, las más afectadas.

Los quejosos aseguran que el problema se agravó durante la temporada de fin de año.   - Banco de Imágenes /GENTE DE CAÑAVERAL

Los quejosos aseguran que el problema se agravó durante la temporada de fin de año. – Banco de Imágenes /GENTE DE CAÑAVERAL

Operativos

En cuanto a ‘comparendos’ por esta infracción las autoridades señalaron que hasta el momento no se ha aplicado ninguna en este sector.

“En Cañaveral se han interpuesto algunas tutelas sobre esta problemática y como respuesta se han programado mediciones sobre los niveles auditivos generados en algunos de estos establecimientos y con base en estos estudios se han ordenado aislamientos acústicos internos para minimizar hacia el exterior las emisiones de ruido”, explicó Orlando Patiño, profesional especializado adscrito a la Secretaría de Salud de Floridablanca, oficina de Salud Ambiental.

Indicó que “los niveles de ruido están establecidos en la norma sanitaria o resolución No. 08321 de 1983, del Ministerio de Salud, en la que se dictan normas sobre protección y conservación de la audición de la salud y el bienestar de las personas. El rango de los mismos está en concordancia con las zonas receptoras que pueden ser residencial, comercial, industrial y de tranquilidad. Para el caso de Cañaveral y de acuerdo con el POT municipal, se aprobó esta zona como comercial”.

El funcionamiento de estos establecimientos está amparado por los permisos de uso de suelo que otorga la Oficina Asesora de Planeación de conformidad con el POT Municipal, según el funcionario, quien agregó que “con la entrada en vigencia de la Ley 1801 de 2016 o Código Nacional de Policía y Convivencia en su artículo 87 se describe el cumplimiento de los niveles auditivos que se deben manejar en las actividades comerciales, por lo que le corresponde a la Policía del sector velar porque no se altere la convivencia por esta afectación”.