Menú de categorías

| Jul 14, 2017 | Punto de vista

¿Y cuál es su aporte creativo?

Paola Bernal

Paola Bernal

Qué interesante resultaría para las ciudades que los planes de gobierno, de la empresa privada y de la sociedad civil aplicaran la creatividad para que el transeúnte cambiara su forma de relacionarse con su entorno, y tuviera una relación mucho más sana con sus parques, sus puentes peatonales, sus cebras, sus estadios.

Es de destacar iniciativas que invitan a repensar las ciudades. Por ejemplo en 2010, en unas de las escaleras del metro en Santiago de Chile, se planteó una alternativa bastante novedosa que consistió en darle a las tradicionales escaleras un diseño en forma de piano y musicalidad, con el fin de que el transeúnte se divirtiera mientras las recorría y dejara atrás el uso continuo de las escaleras eléctricas. Una vez más, la creatividad se convirtió en el elemento clave para que el ciudadano le dijera no al sedentarismo.

Sería interesante seguir estos ejemplos, y que las ideas siguieran encaminadas a generar lazos con la ciudad para afianzar más ese sentido de amor por lo nuestro.

Son aplaudibles las iniciativas que vemos en nuestros sectores, donde agrupaciones, clubes deportivos, juntas de acción comunal y el ciudadano del común abren espacios para que todos nos unamos mediante el deporte o las diversas expresiones artísticas, volviendo un lugar de concreto en un espacio para afianzar las relaciones interpersonales, ejercitarnos, sensibilizarnos, querer lo nuestro, darle un nuevo significado a la ciudad. Sigamos generando ideas a partir de la cultura, el desarrollo sostenible, la educación, la juventud, el espacio público, la movilidad, la salud y la seguridad. Ideas que más que dinero necesitan interés y unión entre vecinos.

Editora Gente de Cañaveral (pbernal@vanguardia.com)