Menú de categorías

| Ago 12, 2016 | Columnistas, Sin categoría

Adoptemos un sedentario

Por: Gilberto Camargo gilberto

Hace poco dicté una conferencia en un lugar cerca de Bucaramanga, sobre la importancia del caminar en Santander y sus bellos escenarios, sus caminos reales.
Pero sentí que mi mensaje no caló, pocas preguntas, mucho bostezo, ningún interés; además, al salir, me dijeron “de nosotros no espere ningún futuro cliente”. Los asistentes, mayores de 60 años en su mayoría, pensionados, docentes, algunos con formación en salud.
Y pensé: ¿será que hay una parte de la sociedad que cree que al llegar a los rangos de edad donde se les considera adulto mayor, es la hora de parar?¿Creen que ya lo dieron todo? ¿Desconocen que nuestro cuerpo está diseñado para ser móvil hasta el último segundo de la vida? ¿Estamos en un mundo cansado, con mucha soledad, sin afecto?
Acá hago un alto y un gran llamado de atención a la generación venidera. La calidad de vida que nos damos sale de nosotros mismos; la pereza o la iniciativa motivadora están en nuestra mente y se cimienta desde que nacemos. Un buen viejo y con salud plena, se construye desde niño.
Un viejo lleno de vida y con buena capacidad cardiorespiratoria es algo que impacta, es un ejemplo a imitar.
Dice Juan Jacobo Rousseau: “En la actividad física está la causa de una mente brillante y creativa”.
No hay ambiente más lleno de vida, que aquel copado de gente inquieta, con mucha iniciativa y participación constante, donde la noción del tiempo no existe.
Por eso invito a todos los santandereanos para que entiendan que toda edad es buena para estar dinámicos. Y aquellos que jamás practicaron un deporte, al menos en sus últimos años, caminen.
Si bajamos la guardia es poca la huella que dejaremos y no seremos coherentes con la esencia de ser profesores o profesionales, pues la sociedad nos ve como ejemplo.
Acá vale la vieja frase: “Si no puedes volar, entonces corre, si no puedes correr entonces camina, si no puedes caminar entonces gatea, pero hagas lo que hagas tienes que seguir adelante”: Martin Luther King, Jr”.