Menú de categorías

| Jun 3, 2016 | Punto de vista

Te quiero verde

Paola Bernal

Paola Bernal

¿Sabía que una de las ventajas de tener parques es ese factor de convivencia social para los habitantes de la ciudad? Son sitios donde la gente adopta un comportamiento más relajado y las relaciones sociales pueden establecerse de manera más armónica.

Si a esto le sumamos que ayudan a disminuir la emisión de calor por vehículos e industria, y que en ellos vive un gran número de especies, la responsabilidad por su cuidado es aún más grande.

Pero nos hace falta mucha cultura a la hora de darles un buen uso. Hay países donde los parques se convierten en un santuario para la ciudad; la ley es clara con no fumar en ellos y no dejar alimentos o basura que afecte a las especies que allí habitan.

Aprovechando que el próximo domingo se celebra el Día Internacional del Medioambiente, quisimos llenar nuestras páginas de verde para que conozcamos y respetemos nuestro entorno.

Necesitamos entender que este planeta es de todos, usted lo comparte con una variada flora y fauna que incluye cantidad de aves migratorias, iguanas y ardillas.

No sigamos contaminando nuestra atmósfera. Según la OMS, tan solo en América Latina mueren 847 mil personas al año por la contaminación del aire.

El gran compromiso radica en lograr ciudades con un sistema de reciclaje de desechos efectivos, legislaciones más drásticas, la construcción de viviendas con sistemas energéticos más eficientes, transporte público de calidad que limite el uso del carro, más senderos y zonas verdes, así como ciclorrutas que inviten a los ciudadanos a caminar o desplazarse en bicicleta. Conservemos nuestros pulmones verdes y no tengamos aves en cautiverio.

Editora Gente de Cañaveral (pbernal@vanguardia.com)