Menú de categorías

| Jun 17, 2016 | Columnistas, Sin categoría

Bucaramanga y sus montañas camineras

Por: Gilberto Carmargo

Desde hace ya casi 25 años, algunos bumangueses amantes de comprender que en la actividad física está el saber llevar de manera sana y barata el diario vivir, nos hemos propuesto en fomentar diariamente el uso de los antiguos senderos o servidumbres veredales que hoy existen alrededor de nuestra ciudad. Esta labor ha dado su buen resultado; hoy existan 15.000 practicantes, algunos organizados en Grupos de Senderistas. Estamos rodeados de 70 kilómetros lineales de estas vías de tierra que están allí, en esas montañas que en círculo rodean a Bucaramanga y su área metropolitana. Son seguras y recomendables para andar en grupo y para dictar pedagogía sobre contemplación e historia.

Conociendo los fundamentos básicos, el caminar es la mejor actividad que tiene el ser humano para practicar y no maltratar el cuerpo, además se puede ejercitar hasta los últimos días de nuestra vida.

El hacer ejercicio interactuando con la naturaleza, con sus bosques, es mucho mejor, el aire que inhalamos y exhalamos es otro y más saludable.

Saber caminar tiene su ciencia, los eruditos recomiendan que para comenzar se camine 5 kilómetros diarios, aproximadamente 1 hora, durante 15 días, antes de participar en una caminata de mediano esfuerzo. Se debe andar a paso largo, llevar un morral con un buen hidratante rico en sales como el suero, llevar camisa de manga larga, gafas antisol, pantalón de sudadera suelto, botas que protejan el tobillo, sombrero de buen ala que cubra 360 grados la cabeza y la cara, documentos de identidad y carné de salud, en caso de ir en caminata, y en grupo respetar al guía.

Ya es grato saber que en casi todos los sectores urbanos, sus moradores salen a sus montañas inmediatas a realizar su andada mañanera. Desde el Café Madrid con su ascenso al Aeropuerto Palonegro, en Piedecuesta el ascenso al cerro la Cantera o a la vereda las Amarillas, en Floridablanca al Santísimo o Mesa de Ruitoque, en Girón a la Vereda El Alto o la tradicional peregrinación a pie al Señor de los Milagros, y en nuestra ciudad ir al Alto de los Padres y al Km 9 subiendo por el barrio Lagos del Cacique o bajos del Barrio Pan de Azúcar. “El soberano vigorizador del cuerpo es el ejercicio, y de todos los ejercicios caminar es el mejor” -Thomas Jefferson.