Menú de categorías

| Feb 26, 2016 | Punto de vista

Responsabilidades compartidas

Paola Bernal

Paola Bernal

Las noticias nacionales nos siguen sorprendiendo con los actos de vandalismo en los sistemas de transporte masivo, personas que hacen sus necesidades fisiológicas en las estaciones y las continuas quejas por el valor del pasaje. En Bucaramanga la administración del actual alcalde insistió en que se debía brindar un sistema de transporte estrato 5, que le permitiera al usuario sentirse a gusto. Y todos esperamos que así sea, que se logre sostener el sistema desde la transparencia y los usuarios puedan sentirse satisfechos.

Lo cierto es que el camino es lento, y la brecha es grande con otras culturas, por ejemplo en Rumania, en la ciudad de Cluj-Napoca, centro cultural más importante de la comunidad húngara, se regala el pasaje del bus a quien va leyendo un libro.

El alcalde hizo realidad la propuesta de un ciudadano y lector apasionado, quien tiene claro que incentivando la lectura se mejora no solo el vocabulario sino que se da riqueza de pensamiento.

Y en el metro de Pekín, desde hace más de tres años se implementaron sistemas de pago con botellas plásticas o latas de aluminio.

Mediante una máquina biorecicladora, el usuario ingresa su tarjeta de transporte público y a medida que deposita sus residuos estos se canjean automáticamente por céntimos de euros, que le ayudan con su tiquete.

Son esas buenas ideas las que deberíamos replicar, pero también es importante que nos eduquemos con el reciclaje en casa, con el buen uso del mobiliario público, con buenos hábitos de lectura. Las responsabilidades por una mejor ciudad son compartidas. Empecemos nosotros, solo así lograremos ser una sociedad digna de admirar.