Menú de categorías

| Dic 4, 2015 | En estas calles

Navidad en Propiedad Horizontal

A pesar de la libertad de religiones, la Navidad es uno de los momentos más especiales del año para la sociedad. Las fachadas de las casas, las porterías y las grandes edificaciones se iluminan y se le da paso a diciembre.

Por eso no se vale ningún ‘Grinch’ en propiedad horizontal (término que se utiliza para definir a quienes detestan la Navidad). Así que la invitación es a respetar esta celebración, y por qué no, darse la oportunidad de participar en su urbanización.

Algunos administradores, en su deseo porque las fachadas mantengan esa armonía, invitan a los residentes a elegir un tipo de luz especial; otros, un color de bombillo específico, sugiriendo un concepto de decoración uniforme.

Si usted es de esos vecinos que ama participar, seguro se unirá al grupo de colaboradores para decorar la portería y las áreas comunes. ¡Que lleguen todas las ideas!

En esta oportunidad, Gente le preguntó al abogado Ramiro Serrano y al experto en resolución de conflictos en Propiedad Horizontal, Humberto Lizarazo, de qué forma la comunidad se puede unir, cuándo es prohibido cobrar cuotas extraordinarias para iluminar fachadas y cómo incentivar en este mes la participación de los residentes en novenas de aguinaldos y otras actividades propias de la fecha.

Y como dice el experto Humberto Lizarazo recuerde que “la Navidad es otra oportunidad para compartir abundancia en civilidad, convivencia, responsabilidad, tolerancia y solidaridad con los demás.

Sea generoso, no condene, abra las puertas y ventanas del entendimiento, deje ver el extraordinario ser humano que es y que los demás tengan la oportunidad de conocer. Un buen regalo es una enorme taza de amabilidad, acompañada de prudencia, tolerancia, respeto y solidaridad. No sea tacaño, esto solo te cuesta la decisión de hacerlo”.

¿Cuota

extraordinaria?

Son muy pocos los que rechazarían que una edificación o conjunto se iluminara en Navidad. Todos quieren ver sus edificios bien decorados. Pero a la hora de pagar una cuota extraordinaria serían muchos los copropietarios que se negarían. Desde el punto de vista jurídico explica el abogado Ramiro Serrano que serían dos los artículos de la Ley a evaluar.

Primero, el artículo 3 que aborda el tema de las expensas comunes necesarias y el artículo 46 sobre decisiones que exigen mayoría calificada.

El abogado Serrano explica que la decoración navideña no entra dentro de las expensas comunes necesarias, sino dentro de las no necesarias.

Ante el hecho, agrega que “teniendo en cuenta lo anterior los arreglos navideños para los conjuntos residenciales por ser una expensa común no necesaria, requeriría la aprobación dentro de una asamblea general con el 70% de los coeficientes de copropiedad. En el caso de las copropiedades de carácter mixto o comercial la decisión se toma por mayoría simple”.

“En la práctica dichos recursos se incluyen dentro del presupuesto porque es muy difícil socialmente que alguien se oponga a ver el edificio adornado en esta festividad, en otras copropiedades se reúnen residentes y generan el motivo para integrarse y arreglar las áreas comunes”, enfatiza el profesional.

Y concluye el experto en temas de convivencia pacífica Humberto Lizarazo: “Cuando estos temas no están definidos en las decisiones de las asambleas y los reglamentos, los consejos y/o administradores toman iniciativas para los arreglos navideños y buscan la colaboración de los residentes para llevar a cabo las iluminaciones y las actividades de la Navidad (novenas, entre otras). Estas iniciativas se fundamentan en la filosofía de compartir y acuden a la participación de los residentes (colaboración) para fomentar la convivencia y la celebración en comunidad (común unidad). En estos casos, se participa por la voluntad de los residentes y no es una obligación hacerlo”.