Menú de categorías

| Jul 17, 2015 | Columnistas

Mi barrio se llena de edificios altos

GENTE DE CAÑAVERAL

GENTE DE CAÑAVERAL

Gilberto Camargo Amorocho – Arquitecto urbanista

La cosa se nos puso dura para los vecinos de casas y edificios bajos. Vemos que cada día autorizan monumentales rascacielos en barrios construidos hace 60 años con estudios de prefactibilidad y obras de redes para solo casas, máximo de 2 a 3 pisos. Este es el caso de barrios como Nuevo Sotomayor, La Concordia, San Alonso y Bolarquí. Lo que más llama la atención son las cifras que resultan después de hacer un análisis urbano de cada manzana (100 ml por 100 ml) y concluimos:

Año 1960: Predios por manzana: 40. Total familias: 40. Promedio personas por familia: 10 personas. Total personas por manzana: 400. Tamaño del lote: 240 m2. Densidad: 25 m2 por persona. Índice de construcción: 1.2 (En m2: relación entre el área del lote y el área de construcción). Áreas verdes y libres (Antejardines incluido andén, jardín y solares) por predio: 140 m2. Total áreas verdes y libres por manzana: 6400 m2. Área construida por manzana: 8000 m2 (todo predio es de 2 pisos). Casas diseñadas con parqueadero: 33 automóviles. Ancho vía vehicular: 6 ml.

Año 2015: Total predios: 30. Edificios: 5. Promedio de apartamentos por edificio: 60. Total Apartamentos: 180. Total apartamentos más casas: 205. Promedio personas por vivienda: 6. Total personas en manzana: 1230 (densidad: 8.13 m2/persona). Total Vehículos: 215. Índice de construcción: 7. (Aun faltan edificios por concluir).

Comparando la dos situaciones, nos lleva a concluir que la planeación urbana avanza a medias; realmente la calidad de vida decrece, ya no es parte de los preceptos básicos de construir ciudad, no hay gestión interinstitucional (Alcaldía y empresas de servicios domiciliarios), la ciudad antigua fue diseñada pensando en otra forma de vida, los diseños arquitectónicos convidaban a la armonía, al diálogo y a la tranquilidad. El vecino era un gran protagonista en el diario vivir y sobre todo en la solidaridad. Hoy la deshumanización se masifica y muere la ciudad de las visuales con las montañas, nace la ciudad de la sombra. Extraño mi ambiente de casa con relación directa al espacio público, pero sabemos que hoy ya no es moda.