Menú de categorías

| Nov 7, 2014 | Columnistas

Educación física vs. vicio

GENTE DE CAÑAVERAL

GENTE DE CAÑAVERAL

Gilberto Camargo Amorocho

Es diciente la relación entre estas dos actividades. Los indicadores sobre comportamientos en niños y jóvenes, en los barrios donde más se fomenta el deporte, son contundentes: menos farmacodependientes, fumadores y alcohólicos.

Por eso resulta fundamental para el futuro de nuestras nuevas generaciones la implementación de proyectos que hagan aplicar el fomento de la educación física.

El marco legal así lo exige, Constitución Política, Ley del Deporte de 1995, Ley 934 de 2004 y su Sistema Nacional del Deporte, Ley 115; Plan Decenal del Deporte, la Recreación, la Educación Física y la Actividad Física para el Desarrollo Humano, la Convivencia y la Paz 2009- 2019, documentos cuyos lineamientos de políticas públicas del deporte se deben tener en cuenta y poner en práctica.

Creo que es la actitud y aptitud de nuestras dirigencias lo que falta.

De manera directa recae en nuestros entes territoriales y la nación, quienes deben captar los recursos y hacer realidad los proyectos en la parte humana, las universidades y sus facultades de Educación Física, sus egresados y las instituciones educativas, de manera indirecta los medios de comunicación, los padres de familia, la empresa privada y los gremios.

Como premisas a nunca olvidar: 1. Educación física estudia y utiliza el movimiento humano para contribuir a la formación, capacidad y mejoramiento integral del individuo, a través de las prácticas sistematizadas y secuenciales de los ejercicios de los músculos del cuerpo, preparándolo de esta manera para que se desempeñe con seguridad en su quehacer diario. 2. Los buenos resultados en el área deportiva serán buenos mientras haya buena intensidad horaria, recursos, materiales y sobretodo escenarios deportivos. 3. Que la asignatura sea dictada por licenciados en educación física idóneos, con sentido social y pertenencia. 4. La buena educación física mitiga la pérdida de valores y principios en nuestra juventud, orienta y atiende a la familia, brinda herramientas para un mejor aprovechamiento del tiempo libre y combate el vicio.