Menú de categorías

| Oct 3, 2014 | Punto de vista

Se vino el trancón ¿qué hacer?

Fabio Peña

Fabio Peña

Advierte el gobierno municipal de Bucaramanga que este mes comienzan obras viales en varios sectores de la ciudad y una de ellas, la más representativa de todas es la construcción del tercer carril en la autopista entre la Puerta del Sol y Motoreste. Esta obra, junto a las demás, traerá consigo grandes impactos a la ya maltrecha movilidad del área metropolitana porque no solo afectará la meseta sino todos los municipios vecinos.

De ahí que se esté pensando en planes de contingencia. Sin embargo, cabe preguntarse: ¿tienen Bucaramanga y su área espacios o vías suficientes para desviar el tráfico mientras se hacen las obras?

Aunque no se trata de menospreciar lo que se haga y en lo cual todos tenemos que colaborar, hemos advertido desde hace algún tiempo y lo volvemos a hacer ahora sobre la necesidad de implementar otros mecanismos alternos al del simple uso de las vías para evitar la congestión que se nos viene encima.

Insistimos en la necesidad de que se piense por ejemplo, en jornadas laborales flexibles o continuas tanto en empresas públicas como privadas para evitar que todo el tráfico que se mueve desde y hacia el sur utilice la autopista a la misma hora. Que haya horas de entrada y salida de las oficinas diferenciadas en media o una hora para que las horas pico no se saturen.

También es la oportunidad para que Metrolínea demuestre que es capaz de convertirse en el mejor medio de movilizar grandes volúmenes de pasajeros, de manera rápida, cómoda y segura.

Igualmente adelantar campañas para que haya uso de carro compartido entre vecinos o compañeros de trabajo. ¡Preparémonos todos!