Menú de categorías

| Oct 24, 2014 | En estas calles

Implantan dispostivo a una joven extranjera

La joven tiene 14 años y es oriunda de la Isla San Martin.  - Suministrada/GENTE DE CAÑAVERAL

La joven tiene 14 años y es oriunda de la Isla San Martin. – Suministrada/GENTE DE CAÑAVERAL

Redacción

Gente de Cañaveral

Especialistas del Instituto del Corazón de Bucaramanga, en la Clínica Foscal Internacional, anunciaron que por estos días fue implantado, por primera vez en la región, un cardiodesfibrilador bicameral con algoritmo para resonancia nuclear magnética.

Es decir, este es un dispositivo electrónico, similar a un marcapaso, que monitorea constantemente el ritmo cardíaco y es capaz de enviar choques eléctricos al corazón (desfibrilación), en caso de presentarse alguna alteración en los latidos.

GENTE DE CAÑAVERAL

GENTE DE CAÑAVERAL

Este procedimiento fue realizado en una paciente de 14 años, oriunda de la Isla San Martin; según la Foscal, la joven había sido diagnosticada con fibrilación ventricular, es decir, ritmo cardíaco anormal (arritmia) que puede desencadenar en muerte súbita.

“La paciente fue remitida a la clínica Foscal Internacional por haber presentado un episodio de paro cardiorrespiratorio, muerte súbita con reanimación que posteriormente presentó una encefalopatía anoxoisquémica, (condición en la que el cerebro no recibe suficiente oxígeno, por lo que se produjo un daño cerebral en la menor)”, comentó Alexander Álvarez Ortiz, médico internista cardiólogo, electrofisiólogo cardiovascular del Instituto del Corazón de Bucaramanga.

Cambio de vida

Érika Delgado, coordinadora de Servicios de la Clínica Foscal Internacional dijo que lo novedoso de este dispositivo es que contrario a un desfibrilador bicameral común, el implantado en este centro clínico tiene la particularidad de permitir realizar estudios especializados de resonancia nuclear magnética y cualquier otro examen por imágenes diagnósticas, sin ninguna limitación ni riesgo para la paciente.

“Los dispositivos normales se dañan cuando se ingresan a un resonador, por lo que no eran la mejor opción en este caso, considerando que la niña tendrá que ser sometida a procedimientos como resonancias o TAC… finalmente se optó por implantar el cardiodesfibrilador bicameral con algoritmo para resonancia nuclear magnética”, manifestó Delgado.