Menú de categorías

| Sep 12, 2014 | Portada, Qué pasa?

Trasplantan riñón de padre a hijo

Los profesionales de la salud hacen el llamado para que la comunidad sea más consciente de la necesidad de donar órganos.  - Suministrada/GENTE DE CAÑAVERAL

Los profesionales de la salud hacen el llamado para que la comunidad sea más consciente de la necesidad de donar órganos. – Suministrada/GENTE DE CAÑAVERAL

Audry Laguado

Gente de Cañaveral

Por estos días la Fundación Cardiovascular anunció que en la institución se realizó la primera cirugía de trasplante de riñón con donante vivo mediante técnica laparoscópica.

El procedimiento se realizó el pasado primero de septiembre entre padre e hijo.

El primero de 47 años fue el donante, el segundo, de 20, fue el receptor; la cirugía duró 4 horas con 40 minutos y ambos fueron intervenidos en dos salas diferentes casi al mismo tiempo.

“En primer lugar debemos dejar claro que uno de los grandes problemas que tiene nuestro país es la falta de donación de órganos, en segundo lugar que la lista de espera más grande o larga es de los pacientes renales.

“En ese orden de ideas la importancia de esta cirugía es que fue de padre a hijo, es decir el paciente que recibió el riñón no tuvo que esperar a que la familia de una persona con muerte cerebral decidiera donar sus órganos” aseguró el doctor Antonio Figueredo.

Según el especialista esta es la primera vez que en Bucaramanga se realiza este tipo de trasplante con un donante vivo, aunque ya se han practicado en otras partes del país, por otro lado el médico asegura que aunque es un acto que habla muy bien del padre del joven que recibió el órgano, esto abre el tema de la falta de donantes en el departamento.

La cirugía

En el momento ambos pacientes se encuentran en proceso de recuperación en casa pues una de las ventajas de esta intervención es que se hizo con pocos minutos de diferencia.

“La cirugía del paciente donante se hizo mediante laparoscopia, esto quiere decir que facilita la recuperación del paciente porque es una intervención menos invasiva, por ende el riesgo baja; en lo que respecta al receptor la cirugía se hizo normalmente”, dijo Figueredo.

Por su parte el profesional hizo un llamado para que la comunidad abra más sus ojos a la donación de órganos y así se puedan salvar más vidas.

“No siempre las personas que necesitan un órgano cuentan con un familiar joven o con la voluntad de donar… Debemos hablar más en donación si tenemos un familiar con muerte cerebral pensemos que gracias a él podemos salvar vidas”, remató el médico.