Menú de categorías

| Jul 18, 2014 | En estas calles, Portada

Una biblioteca extendida por el mundo

La sala de lectura de la sede física dispone de toda la tecnología para vivir una gran experiencia. Jóvenes y adultos acuden allí. - Suministrada / GENTE DE CAÑAVERAL

La sala de lectura de la sede física dispone de toda la tecnología para vivir una gran experiencia. Jóvenes y adultos acuden allí. – Suministrada / GENTE DE CAÑAVERAL

Editor de Gente de Cañaveral

La idea inicial de Álvaro Navas Cadena y sus hijos, de ofrecer un servicio editorial para los amantes de la literatura ha llegado tan lejos, que hoy varios años después, son gestores, impulsores y tenedores de la biblioteca digital más grande de Latinoamérica y una de las más importantes del mundo.

Así es el Libro Total un proyecto que nació con alas y que ha ido volando lejos.

Nuevas formas de lectura a través de personajes en la máquina de leer, así como audiolecturas con voces naturales, traducciones y versiones comparables de una obra se pueden disfrutar ahora. - Suministrada / GENTE DE CAÑAVERAL

Nuevas formas de lectura a través de personajes en la máquina de leer, así como audiolecturas con voces naturales, traducciones y versiones comparables de una obra se pueden disfrutar ahora. – Suministrada / GENTE DE CAÑAVERAL

45 mil ejemplares, compuestos por textos, audiolibros, imágenes y hasta musicalización hacen parte de esta joya literaria que nació de Bucaramanga para la humanidad.

En la vieja casona de la calle 35 con carrera 9, bajo el nombre la Casa del Libro Total, se recopila un valioso tesoro del cual puede disponer y disfrutar cualquier persona en el planeta de forma presencial o a la distancia.

Allí se desarrolla este proyecto que hoy se ha enriquecido con nuevas experiencias.

Daniel Navas describía alguna vez que esta idea buscaba “regalarle a la gente una herramienta más para la lectura” y a fe que lo ha conseguido.

Se calcula que actualmente personas de más de 170 países visitan la página www.ellibrototal.com diariamente accediendo de manera gratuita al contenido.

Quienes lo hacen se encuentran con libros traducidos en varios idiomas, imágenes relacionadas con el libro, anotaciones de personas expertas, musicalización o en algunos casos hasta audio (el texto leído completamente). Además si se detiene en alguna palabra cuyo contenido no conozca tiene acceso a 70 diccionarios.

¿Cómo se hizo?

En esta idea trabajaron, además de la familia Navas, filósofos, diseñadores, lectores profesionales, escritores, artistas y muchas más personas quienes lograron aprovechar las herramientas de la tecnología para poner en las manos de los usuarios textos que seguramente nunca han tenido o desean volver a leer.

Desde niños hasta ancianos, pasando por jóvenes y adultos tienen acceso a esta megabiblioteca sin costo alguno.

Sandra Pineda Osorio, del área cultural de esta institución, explica que para los colegios y público en general constituye una gran oportunidad de ingresar al mundo de la literatura con apenas hacer un clic.

Desde el computador de la casa, oficina o colegio, las personas pueden acceder a los libros. Incluso pueden escuchar la lectura de su texto preferido pulsando el ícono del globo que aparece en los libros que ya tienen este servicio.

Obras como La Divina Comedia, por ejemplo, tardó un mes en ser grabada.

Ediciones de lujo

El más reciente servicio que presta la Casa del Libro Total es la conversión de de los más importantes clásicos de la literatura en piezas de arte.

Para lograrlo se les pidió a artistas locales y nacionales ilustrar algunos textos con doce imágenes que entran a hacer parte del libro, el cual viene comparado hasta en seis idiomas, con edición limitada de 50 ejemplares y empaste de lujo.

Estos también se consiguen en formato mediano en el idioma original y en español (enfrentados) y libros miniatura en los seis idiomas y con lupa, especiales para coleccionistas.

El primer libro con estas características fue El Principito y hay otros varios para disfrutar como Frankestein o el moderno Prometeo, Cumbres Borrascosas de Emily Jane Bronte y El Fantasma de Canterville, de Oscar Wilde.

Un recorrido mágico

Además de la biblioteca digital la Casa del Libro Total ubicada en la calle 35 No. 9-81 ofrece servicios como el pago de impuestos y estampillas que se exigen en los contratos con el Estado.

Mientras espera su turno, que es anunciando en varias pantallas, el usuario puede disfrutar de muestras de obras de grandes maestros y hacer un recorrido guiado por las salas de exposición.

En cifras

150.000

personas visitan diariamente la página